Siete pecados y una reforma para todos

Mundo · Jorge E. Traslosheros (Ciudad de México)
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
13 abril 2010
Benedicto XVI está decidido a reformar la Iglesia a partir de su purificación en la verdad. En su carta pastoral a la Iglesia de Irlanda señala los principales errores que se cometieron y que, por cierto, confirma el diagnóstico que en su momento se elaboró en el caso de Estados Unidos.

1.- El abandono de la víctima, "cuya confianza fue traicionada y su dignidad violada" y el consecuente encubrimiento de los criminales, que "deben responder ante Dios y ante los tribunales debidamente constituidos".

2.- Una preocupación fuera de lugar por el buen nombre de la Iglesia y por evitar el escándalo.

3.- Procedimientos y criterios equivocados para la selección de candidatos al sacerdocio y a la vida religiosa.

4.- Insuficiente formación humana, moral e intelectual en los seminarios y noviciados.

5.- La facilidad con que personas de la vida religiosa y sacerdotes adoptaron formas de pensamiento y juicios de la realidad secular sin referencia suficiente al Evangelio, por lo que aplicaron de manera equivocada el programa de renovación del Concilio Vaticano II. Esto es que se confundió el diálogo con la sociedad y la apertura al mundo con la disolución de la identidad cristiana y el olvido del Evangelio y sus exigencias.

6.- La falta de aplicación del Derecho Canónico y la salvaguarda de la dignidad de cada persona. La milenaria tradición canónica siempre ha considerado el abuso de menores como uno de los crímenes más graves que se puedan cometer, junto con aquellos que atentan contra los sacramentos de la eucaristía y la confesión. La lucha de la Iglesia contra la pedofilia practicada en la Roma pagana es parte de esta historia. Este principio fue reafirmado, por citar sólo tres ejemplos del último siglo, en 1922 en la instrucción "Crimen Sollecitationes" reafirmada en 1962, en 2001 con el Motu Proprio de Juan Pablo II "Sacramentorum sanctitate tulela" y, del mismo año, la instrucción de aplicación dada por Ratzinger.

7.- El abandono de la relación cotidiana y personal con Dios que sustenta y fortalece la fe, la esperanza y la caridad, vivida a través de las prácticas sacramentales y devocionales, la oración y el rezo diario, los retiros espirituales, la liturgia.

Esta serie de errores, en palabras del Papa, tuvieron "consecuencias trágicas para la vida de las víctimas y sus familias y han oscurecido la luz del Evangelio como no lo habían hecho siglos de persecución" contra la Iglesia en Irlanda, siglos de dificultades que la hicieron fuerte y ejemplar.

Si observamos con cuidado, con excepción del primero, que es específico al caso de los abusos de menores, los demás errores han estado presentes en las confusiones que han sufrido algunos miembros de la Iglesia -clero, religiosos y laicos por igual- en los últimos cuarenta años, provocando acciones pastorales equivocadas y errores teológicos graves. La reforma de la Iglesia emprendida por el Papa no empieza como reacción al problema de quienes, escondidos cobardemente en las sotanas, se dedican a delinquir, ni tampoco se limita a este problema. La reforma es mucho más amplia, está en sintonía con el Concilio Vaticano II, y ahora más que nunca está plenamente justificada.

Noticias relacionadas

Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 0
“Hermanos todos”. El viaje del Papa a Iraq
Mundo · Martino Diez
Fue el deseo de Juan Pablo II para el Jubileo, el augurio de Benedicto XVI y ahora se hace realidad con Francisco. El viaje a Iraq del 5 al 8 de marzo, el primero del mundo transformado por la pandemia, pone de nuevo en el centro una periferia....
4 marzo 2021 | Me gusta 5
Paladas de ceniza
Mundo · Fernando de Haro
El trabajo de la misión de la OMS en China para conocer los orígenes del virus nos indica hacia dónde vamos. La misión llegó más de un año después de que todo hubiese empezado. Sus miembros solo pudieron realizar las visitas que les había programado el Gobierno. ...
15 febrero 2021 | Me gusta 5
Ramy Essam, el megáfono de la revolución egipcia
Mundo · Riccardo Paredi
Hace diez años, el 25 de enero de 2011, un joven egipcio de 23 años llamado Ramy Essam salió a la plaza de Tahrir junto a millones de compatriotas pidiendo “pan, libertad y dignidad”. ¿Qué le diferenciaba del resto de manifestantes? Su guitarra y su voz. ...
29 enero 2021 | Me gusta 2