¿Santificamos a Carrillo?

España · Jon Juaristi
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
23 septiembre 2012
Por la aportaciónal debate que se ha suscitado en los últimos días entre los lectores de Páginas Digital, publicamos esteartículo aparecido en ABC.

PAUL Preston,Ángel Viñas y otros han denunciado desde ElPaís, el pasado viernes, que las necrológicas de estos días sobre SantiagoCarrillo «siguen haciendo hincapié en Paracuellos». No sólo «algunas», comopretenden dichos historiadores, sino una buena parte de las aparecidas en laprensa escrita han sido desfavorables al desaparecido dirigente comunista,aludiendo a su supuesta participación, como consejero de Orden Público de laJunta de Defensa de Madrid, en las sacas que, entre noviembre y diciembre de1936, culminaron en los asesinatos en masa de 2.500 presos de las cárceles dela capital. En su artículo, Viñas, Preston y los demás reconocen que seríadifícil exonerar de responsabilidad a cualquiera de los componentes de la Juntapresidida por el general Miaja, incluido Carrillo, pero diluyen aquélla en unapluralidad de organismos y personalidades (la NKVD soviética, que habríarecomendado las matanzas; la Dirección General de Seguridad, que las planificó,y una serie de dirigentes del PCE y policías que actuaron a través de lamisma). Se lamentan finalmente del uso político de Paracuellos por «el canonfranquista» para apantallar los crímenes del otro bando.

La muerte deCarrillo ha tenido un efecto catalizador inoportuno en la agria trifulca de lasdos memorias históricas, reavivándola cuando comenzaba a desvanecerse. Consteque me parece muy bien que las investigaciones rigurosas sobre la guerra civilsigan adelante, y que vayan desvelando algunos aspectos hasta ahora incómodos yeludidos en la historiografía contemporánea. Por ejemplo, y volviendo a Viñas yPreston, el hecho de que la DGS estuviera, desde el primer año de la guerra, enmanos de los comunistas. No sólo desde noviembre, sino desde la segundaquincena de julio, a través del Comité del Frente Popular, como en su díasostuvo Burnett Bolloten (acusado unánimemente de embustero por la izquierda) yha demostrado posteriormente Julius Ruiz. La destrucción de la policíarepublicana fue obra exclusiva de los comunistas ya bajo el gobierno Giral.Pero, en fin, sería lamentable que, con la que está cayendo, los debateshistóricos derivaran en la reedición de una desdichada bronca todavía reciente.

¿ContribuyóCarrillo a la Transición? Sí, y ello debe reconocérsele al margen de lo quehaya que reprocharle. Sin exagerar su importancia. El PCE llegó alposfranquismo con una estrategia ya derrotada. Llevaba casi veinte añosapostando por una reconciliación nacional a la italiana, pero no encontró su DeGasperi. Quizás un compromiso histórico entre comunistas y democristianos nohabría sido una mala fórmula para salir del franquismo. Lo que ocurrió fue algomuy distinto: una transición protagonizada por fuerzas surgidas de ladescomposición del régimen y de la crisis del catolicismo militante en laresaca del II Concilio Vaticano. Ante una situación dominada por gentes quehabían hecho sus primeras armas en el Movimiento Nacional o en el FLP, el PCEno tenía otros papeles disponibles que el de comparsa o saboteador. Carrillo senegó a jugar este último, lo que fue muy de agradecer. No creo que leentusiasmara aquella otra reconciliación nacional, la que impulsó Suárez. Debióde considerarla una usurpación de su programa desde el franquismo, pero hizo dela necesidad virtud. Resignado a renunciar a la conquista gramsciana de lahegemonía, vio cómo entre renovadores y prosoviéticos le destazaban el partidode sus amores. Y la amargura lo devolvió a la épica del estalinismo, a lajustificación de la insurrección de 1934 y otras memorias históricas. Un granregalo para sus muchos enemigos.

Noticias relacionadas

Partir de las necesidades reales
España · Francisco Medina
La campaña electoral en Madrid ha comenzado. Esta vez, con el recurso al juego sucio más acentuado de lo normal; se diría que estuviera en pugna un bastión imprescindible para la conquista del poder...
14 abril 2021 | Me gusta 1
18 pasos en Vallecas Valley
España · Ángel Satué
Lo sucedido la semana pasada entre Santiago Abascal, por el partido VOX, y unos doctorandos en terrorismo callejero, por “los manifestantes convocados por grupos de extrema izquierda” (El País dixit), fue un duelo. ...
12 abril 2021 | Me gusta 6
Elecciones en Madrid. Puntada ¿con hilo o sin hilo?
España · Ángel Satué
Que la presidenta Ayuso haya convocado elecciones obedece a la pérdida de confianza en su principal socio de gobierno, con el que iba a firmar esta semana unos presupuestos. ¿Tan grave ha sido la afrenta? Ha debido de serlo. ...
11 marzo 2021 | Me gusta 10