Renzi se la juega con la ley electoral

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2.282
19 abril 2015
Esta segunda quincena de abril va a ser decisiva para el futuro político de Matteo Renzi como Primer Ministro de Italia. Entra en la Cámara de Diputados, para su definitiva aprobación, la nueva ley electoral, y es el momento de comprobar si Renzi controla su partido en la doble dimensión posible: por un lado, el grupo parlamentario; por otro, los órganos del partido. Los segundos ya le dieron su apoyo, pero los primeros se le están resistiendo. Y es que hay mucho más en juego que una posible nueva ley electoral.

El principal problema para Matteo Renzi es que, mientras el partido lo tiene controlado porque ya cambió los órganos de dirección cuando fue elegido Secretario General en diciembre de 2013, en cambio los parlamentarios tanto de la Cámara de Diputados como del Senado son en su mayoría ´bersanianos´: es decir, fueron elegidos para ambas cámaras por Pier Luigi Bersani cuando éste era aún Secretario General. Tras caer Bersani, y con el paréntesis de Letta (que nunca llegó a gobernar el partido aunque fuera Primer Ministro), Renzi se convirtió en Secretario General con un abrumador apoyo (el 70% de los votos). Pero desde entonces las únicas elecciones que se han convocado han sido al Parlamento europeo, en las que Renzi logró un apabullante triuunfo con más del 40% de los sufragios. Hasta que no se convoquen elecciones, y la legislatura oficialmente no concluye hasta febrero de 2018, Renzi debe aguantar con dos grupos parlamentarios (el de la Cámara de Diputados y el del Senado) donde tiene una buena cantidad de enemigos. Son los seguidores de Massimo D´Alema y están encabezados por el defenestrado Bersani y por Rosario ´Rosy´ Bindy, exministra como Bersani.

Esta misma semana, el portavoz en la cámara baja, Roberto Speranza (que, por cierto, lo más llamativo es que es cuatro años más joven que Renzi, por lo que no pertenece a la ´vieja guardia´ del partido), ha presentado su dimisión por la negativa de Renzi a tocar el texto en la Cámara de Diputados. Y es que Renzi tiene poderosas razones para ello: si el texto sufriera transformaciones, entonces tendría que volver de nuevo al Senado, lo que supondría alargar la espera por un espacio de varios meses (por no decir un año), y el Primer Ministro necesita anotarse como sea un triunfo de carácter legislativo ante una economía que sigue virtualmente estancada (el Gobierno ha reconocido que crecerá como mucho un 0.7%, aunque el FMI apunta a un 0.5%).

Sin embargo, tras recibir un amplio apoyo por parte del partido hace unas semanas, Matteo Renzi se ha encontrado con que un tercio de los diputados se niegan a aprobar el texto tal y como viene el Senado, recordando que este fue fruto de un acuerdo entre Berlusconi y el propio Renzi antes de que el ´Pacto del Nazareno´ saltara por las aires con la elección de Sergio Mattarella.

Ante este panorama, Renzi tiene que jugársela pero va a intentar una maniobra en la que por primera vez se comprobará cuánto le apoya el Presidente Mattarella: en lugar de una votación secreta que permita a los ´francotiradores´ (parlamentarios que votan en contra su propio partido aprovechando que la votación, como decimos, es secreta), el Primer Ministro quiere plantear la ley como una moción de confianza a su Gobierno, lo que obligaría a todos sus parlamentarios a retratarse públicamente. Así, en caso de que la ley no saliera adelante, Renzi pediría a Mattarella un adelanto electoral (bastante probable porque vamos ya por el tercer Primer Ministro no elegido por las urnas tras Monti y Letta) y entonces sacaría de las listas a todos los diputados rebeldes. Aunque siempre queda otra posibilidad, que es pactar cambios con su grupo a cambio de asegurarse su fidelidad, pero Renzi sabe que ni por esas tiene asegurados esos votos. En fin, veremos qué sucede, en una votación que está prevista para el día 27 de abril. De lo que suceda dependerá, y mucho, el futuro político de un Renzi que ahora sí se la juega definitivamente.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6