Renzi intenta jugar la baza del voto femenino de cara al ´referendum´

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.970
13 noviembre 2016
A falta de tan solo tres semanas para que se celebre el referendum, y con las encuestas claramente en contra, Matteo Renzi decide echar el resto para intentar ganar un ´referendum´ que se está poniendo muy cuesta arriba.  Y para ello necesita jugar todas las bazas, incluida una que hasta el momento no había jugado: la de su mujer, Agnese Landini, fundamental para captar el voto femenino y conservador. De ahí que en las últimas semanas se hayan multiplicado los actos en los que el Primer Ministro aparece acompañado de su mujer, que ha sido la gran ausente durante los 1.000 días de gobierno que hará el próximo 18 de noviembre. Parece ser que en ello ha jugado un papel fundamental el consejo del Presidente norteamericano saliente, Barack Obama, con quien como es sabido Renzi estuvo reunido a mediados de octubre pasado. Obama, quien se deshizo en elogios hacia el joven político toscano, le recordó lo importante que había sido para su éxito electoral (recordemos no sólo que venció en 2008, sino que fue reelegido en 2012) el apoyo público y constante de su mujer, Michelle Obama. Renzi ha seguido su consejo y además de pedir a Agnese que estuviera más presente en sus actos, ha contratado los servicios de Jim Messina, el mismo hombre que llevó la campaña de Obama en 2012 y con la que el Presidente norteamericano venció al candidato republicano Mitt Romney. 

Aunque Renzi nunca ha llegado a separarse formalmente de la persona con la que se casó en 1999 y con la que tuvo tres hijos (Francesco, de 14 años; Emanuele, de 12; y Ester, de 9), lo cierto es que cuando Renzi formó Gobierno el 22 de febrero de 2014, Landese le dejó claro que, durara lo que durara su mandato, ella se quedaba en la ciudad natal de ambos, Florencia, con sus tres hijos. Landese tenía poderosas razones para ello: además de no querer mover de casa a sus hijos y tener su propio trabajo a las afueras de Florencia (es Profesora de Literatura y Latín en el liceo Giuseppe Peano de Bagno a Ripoli, un pueblo de 25.000 habitantes en la provincia de Florencia), Landese sabía que podía resultar inútil un esfuerzo de adaptación a la vida de Roma cuando su marido podía estar de nuevo en casa para el inicio del curso 2014-15, teniendo en cuenta que Renzi no conocía la política nacional (no había sido ni ministro ni diputado ni senador) y que se había convertido en Primer Ministro no por una victoria electoral, sino por el apoyo del entonces Presidente de la República, Giorgio Napolitano.

Así, en un mes donde la mitad de los gobiernos han durado menos de un año, Landese prefirió quedarse en Florencia a la espera de que su marido retornara tras su mandato como Primer Ministro. Sin embargo, para sorpresa de todos, Renzi no sólo fue capaz de superar la prueba del primer año, sino que en este momento se encamina hacia el final de su tercer año de mandato, siendo su Gobierno superado en tiempo solo por los de Berlusconi (el de 2001-05 y el de 2008-11), y el de Bettino Craxi (1983-86). Pero, a pesar de que su liderazgo está más que consolidado, el día 4 de diciembre Renzi se puede ver fuera del Gobierno, toda vez que puede perder el ´referendum´ y que afirmó que dimitiría si lo perdía, aunque luego ha matizado esta posición sin dejar muy claro qué tiene pensado realmente hacer.

El ´referendum´ es fundamental para el futuro de Italia, ya que pretende acabar con un supuesto ´bicameralismo perfecto´ que ha sumido al país en la más absoluta ingobernabilidad. Sin embargo, se ha encontrado con la radical oposición de todo el arco parlamentario (Forza Italia, Movimento Cinque Stelle, Fratelli d´Italia, Lega Nord, etc.) y, como era de esperar, también con la del sector crítico de su partido (encabezado por D´Alema, Bersani y Bindy). Por otra parte, Renzi acusa el desgaste en el poder y también su llamativo estilo de gobernar, que ha llevado a que algunos le califiquen de arrogante y autoritario, además de realizar numerosas promesas que nunca llegan a convertirse en realidad.

Así que, para contrarrestar esta imagen, Renzi se está dejando ver cada vez más con su mujer Agnese, que aparenta ser todo lo contrario: normal, sencilla y, sobre todo, nada arrogante. Además, es una católica prácticante (con hermano sacerdote incluido) y una vocacional madre de sus tres hijos. Por último, posee una buena presencia física, presencia que ha ganado valor desde que le viste el prestigioso diseñador italiano Ermanno Scervino. Así que a la mujer de Renzi, que hasta el momento había estado siempre un paso por detrás de su marido, comienza a vérsele en todo tipo de actos benéficos, o visitando de manera privada a las personas que han sufrido los devastadores efectos de los últimos terremotos en el centro del país. Es más, por primera vez en seis años, acompañó a su marido a la ´Leopolda´, la antigua estación de tren de Florencia donde Matteo Renzi reúne cada año a sus fieles con el fin de debatir sobre programas e ideas. Y es que Renzi tiene presente lo que le dijo Barack Obama hace unas semanas: ´Agnese puede ser determinante para tu batalla por el referendum sobre las reformas y el cambio. También para mí el apoyo de Michelle ha sido decisivo en numerosas ocasiones´. El tiempo lo dirá, pero por intentarlo que no falte, pensará Renzi.     

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6