Renzi continúa la tradición del berlusconismo de cuidar las relaciones con Rusia

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.939
17 junio 2016
Aunque en otras cosas han actuado de manera diferente, debe decirse que en materia de política exterior ha habido una importante continuidad entre Silvio Berlusconi (todavía convaleciente de su exitosa operación de corazón realizada esta semana) y Matteo Renzi. Y dentro de ello deben situarse las relaciones con la Federación Rusa y, lo más importante, con el actual Presidente del país euroasiático, Wladimir Putin. No debe olvidarse que esta excelente relación entre ambos países, que, como decimos, se remonta a los tiempos en que Silvio Berlusconi era Primer Ministro, fue la causa fundamental de que Federica Moguerini, Ministra de Asuntos Exteriores en el Gobierno que Renzi designó en febrero de 2014, se convirtiera en la encargada de dirigir la política internacional rusa como manera de compensar el nombramiento del polaco Donald Tusk para la presidencia del Consejo. Moguerini, una ministra joven y con muy poco bagaje político, poseía, sin embargo, una muy buena formación sobre política internacional y eran conocidos sus estudios favorables a un entendimiento con la Federación rusa, cuestión particularmente importante en un momento en el que, a cuenta de la guerra civil de Siria, las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea con Rusia no pasan por su mejor momento. Ahora Renzi ha querido volver a visitar Rusia, lo que ya hizo en 2015, para estrechar lazos con quien sigue siendo toda una potencia militar y económica, aunque en este último terreno esté pasando por una grave crisis que se agudiza con el paso de los meses.

La visita del Primer Ministro italiano se enmarca dentro de la celebración del Foro Económico en San Petersburgo. En dicho foro el Presidente del Consejo de Ministros ha afirmado que la Unión Europea y Rusia comparten valores comunes y, por ello, ha abogado por tender puentes para superar las actuales tensiones en las relaciones. En ese sentido, Matteo Renzi ha apoyado la postura expresada el día anterior (16 de junio) por el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien en ese mismo escenario pidió recuperar la confianza perdida entre Moscú y Bruselas debido a tres factores: la crisis de Ucrania, la anexión de Crimea y las sanciones. ´Saber tender puentes es una capacidad fundamental´, afirmó Renzi, flanqueado por el presidente ruso. A lo que añadió: ´Europa y Rusia tienen valores en común´. Abundando en ello, el político toscano se refirió a valores como ´la belleza´ o ´la cultura´ ´que han hecho importantes al ser humano, oponiendo estos principios a la barbarie de ´la intolerancia, el extremismo y el odio´, escenificados en hechos como el reciente asesinato de la diputada británica Jo Cox, perteneciente al Partido Laborista.

Eso sí, insistió en la posición europea de que para relanzar el diálogo ´todas las partes implicadas deben cumplir los acuerdos de Minsk´ para la paz en el conflicto del este de Ucrania. También señaló que entre los intereses comunes ocupan un importante lugar los económicos, de ahí que Renzi haya viajado a Rusia acompañado de una amplia delegación empresarial. En relación con ello, antes de participar en el foro el Primer Ministro italiano ha informado que se firmarán acuerdos entre Italia y Rusia por valor de más de mil millones de euros, acuerdos que, según él, no violan las sanciones impuestas a Moscú. A continuación Renzi y Putin han mantenido una reunión donde reafirmaron el interés de ambos países por estrechar sus lazos de amistad.

Este Foro coincide con la celebración de la segunda vuelta de las elecciones municipales, donde el candidato de Renzi para Milán, Giuseppe Sala, es la principal baza del Primer Ministro para anotarse un triunfo donde se prevé la pérdida de Roma y donde ya se conoce la debacle en Nápoles. Lo más interesante será saber si se forma un bloque ´anti-Renzi´ para debilitar la figura del Primer Ministro o si, por el contrario, los italianos se preocupan, ante todo, de lograr un buen alcalde para su ciudad. En ese sentido, Renzi sabe que estas elecciones no constituyen un plebiscito sobre su persona, pero también es consciente de que la pérdida de las principales ciudades en las que gobierna el Partido Democrático (PD), así como la derrota en aquellas en las que podría dar un auténtico ´golpe de efecto´ (como la capital de Lombardía) podrían desgastarle de cara a la consulta que piensa hacer en octubre acerca de la transformación del Senado en Cámara de las Regiones, una consulta en la que Renzi ha asegurado que, si pierde, presentará inmediatamente su renuncia como Primer Ministro. En todo caso, este Domingo las urnas hablarán y veremos en qué posición queda el joven político italiano.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6