Regresar a la política como bien común

Mundo · Venezuela Actual
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
16 enero 2009
Si el año 2008 ha cerrado con una inflación "oficial" del 30%, 2009 empieza con una crisis diplomática entre Venezuela e Israel. La expulsión del país del embajador del Estado de Israel, como forma de protesta en contra de la guerra en Gaza, no tiene precedentes en la historia diplomática entre ambos países. Sólo Mauritania ha seguido el ejemplo de Venezuela y ahora también Bolivia.

A más de 10 años de la elección de Chávez como presidente de la República, el país está al borde de un colapso económico y social. El alto nivel de la inflación sumado a la crisis internacional y la drástica reducción del precio del petróleo, en estos días ha descendido a menos de 40 dólares el barril, está colocando en serio riesgo el modelo asistencialista bolivariano. Diez años después de su primera elección, Chávez, no obstante su alto índice de popularidad, debe hacer las cuentas con una administración local y nacional desastrosa que no ha sabido resolver los problemas estructurales que afligen el país en estos últimos veinte años.

El resultado electoral del pasado 23 de noviembre, donde la oposición ganó en los estados más importantes de Venezuela, por no hablar de Petare, los barrios humildes más grandes de América Latina, es el signo tangible de una declinación anunciada e irreversible. Cien mil homicidios por violencia común en 10 años son el dato más evidente de una gestión ineficiente y populista. A pesar de esto, la preocupación principal del presidente Chávez es la reforma constitucional para la reelección indefinida, prevista para un referéndum popular el próximo 15 de febrero. Una propuesta de modificación ya rechazada por la mayoría de los venezolanos el pasado 2 de diciembre de 2007, pero la voluntad del pueblo no parece ser el sujeto principal de la postdemocracia chavista.

Mientras tanto, como cristianos no podemos asumir un punto de vista diferente, como recuerda el documento de la XCI Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana, "percibimos en la Venezuela actual una crisis ética generalizada presente en todos los ámbitos de la convivencia social y que frecuentemente refleja un peligroso relativismo ético de funestas consecuencias". Si queremos evitar estas consecuencias funestas debemos "regresar a lo real", como recuerda Gustave Thibon, regresar a la política como bien común, a la política como gesto de solidaridad donde la persona, fragmento infinito de humanidad, se convierte en el punto de atractivo, el fin de cada acción del gobierno.

Noticias relacionadas

Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 2
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2