Editorial

Razón herida

Editorial · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 59
22 noviembre 2020
“In Spain we say joder qué largo”, canta Rigoberta Bandini, la nueva voz de la música electrónica en España. Mezcla el castellano y el inglés. “In Spain we call it soledad”, golpea el tema que detalla los efectos de la pandemia en un alma joven. Paradojas del momento, ahora que el alargamiento del tiempo y la reducción del espacio que ha traído el Covid podría acabarse, ahora aparece una gran duda. Es una desconfianza que señala no el daño sanitario ni el daño económico que ha provocado el virus. Es una inseguridad que afecta a la única de las razones que parecía estar en pie.

“In Spain we say joder qué largo”, canta Rigoberta Bandini, la nueva voz de la música electrónica en España. Mezcla el castellano y el inglés. “In Spain we call it soledad”, golpea el tema que detalla los efectos de la pandemia en un alma joven. Paradojas del momento, ahora que el alargamiento del tiempo y la reducción del espacio que ha traído el Covid podría acabarse, ahora aparece una gran duda. Es una desconfianza que señala no el daño sanitario ni el daño económico que ha provocado el virus. Es una inseguridad que afecta a la única de las razones que parecía estar en pie.

La UE no quiso la semana pasada ponerle fechas a una vacunación significativa entre la población europea durante 2021. Reclamó planes de vacunación nacionales y recordó que todavía es necesaria la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento. Las operaciones logísticas van a ser complicadas: la vacuna de Pfizer exige 70 grados centígrados bajo cero y la de Moderna 20 grados. En cualquier caso, las tasas de eficacia están por encima del 90 por ciento. Lo que supondrá mucho más de lo inicialmente previsto cuando las notas de prensa de las farmacéuticas sean corroboradas por los estudios científicos pendientes de publicar. La solución puede estar cercar. COVAX, la plataforma de 187 países creada para llevar el remedio a todos los rincones del planeta, trabaja para que dos mil millones de vacunas se distribuyan el próximo año. Sin inmunizar a un 60 por ciento de los más de siete mil millones del planeta, no podremos dar por superada la pandemia. Al menos tenemos un camino. Todavía con plazos inciertos, pero con una meta clara.

En esta ruta ha aparecido la incertidumbre moral. Son muchos los que podrán vacunarse pero no quieren hacerlo. No estamos hablando de esa minoría, cuatro por ciento, que a base de consumir teorías conspirativas considera cualquier tipo de inmunización frente a cualquier enfermedad una amenaza. En España, las últimas encuestas reflejan que el 47 por ciento no está dispuesto a vacunarse inmediatamente. Los estudios del Pew Research Center apuntan que, en Estados Unidos, de mayo a septiembre, el porcentaje de los ciudadanos dispuestos a vacunarse cayó del 72 al 51 por ciento. La confianza en el remedio bajó 20 puntos en todos los niveles educativos. Menos de la mitad de los que tienen entre 30 y 49 años estaban dispuesto a recibir el remedio.

Nature Medicine ha hecho una encuesta interesante que compara la aceptación de las vacunas para el Covid entre 19 países. Los ciudadanos de China y de Corea del Sur son los más dispuestos a vacunarse. En el caso de China todo resultado estadístico debe ser puesto en cuestión. Hace unos días el Partido Comunista del país ha proclamado que el modelo de represión de libertades es el mejor para combatir una pandemia. No nos podemos fiar de las respuestas de ninguna encuesta y todavía está por comprobar la veracidad de la información sobre la evolución de la segunda ola. El caso de Corea del Sur es muy significativo. En aquellos países donde los ciudadanos están satisfechos con la gestión que han hecho sus gobiernos frente al Covid, la disposición a vacunarse es mayor.

La confianza en la gestión política y la confianza en las bondades de un remedio médico tienen, en principio, objetos diferentes. En el primer caso se utiliza una razón social, en el segundo caso, en principio, la razón de la ciencia. Desde hace mucho tiempo la comunidad científica ha reconocido los múltiples caminos que existen para adquirir certeza sobre algo. Lo llamativo es que la larga lista de estilos que utilizamos para razonar se haya unificado con motivo de la pandemia. La unificación ha tenido lugar no en torno a uno de los clásicos métodos científicos, el de la experimentación. El método único ahora es el de la fiabilidad del testigo. Las farmacéuticas informan de que han hecho los experimentos pertinentes y que la vacuna funciona. Pero no se les da crédito. Los ciudadanos no tienen medios para comprobar que los experimentos están bien hechos. Necesitan fiarse de alguien que sea digno de su confianza. Y la razón, que al final es una sola, herida por la desconfianza producida por la gestión política, traslada sus sospechas hacia el ámbito médico. Rigoberta Bandini dice que quiere salir del Covid aprendiendo algo. Aprender cómo funciona nuestra razón, aprender cómo aparece la confianza sería un gran aprendizaje.

Noticias relacionadas

Patria y vida
Editorial · Fernando de Haro
Hay mucha gente en Cuba que rechaza el siniestro lema de la revolución, patria o muerte, y que quiere patria y vida. ...
18 julio 2021 | Me gusta 7
Nuevo Gobierno, mismo Sánchez
Editorial · Fernando de Haro
La esperada crisis de Gobierno, materializa por Sánchez, ha sido más que una reestructuración. Cambiar a ocho ministros (de un total de 22) ya supone un drástico cambio cuantitativo (el 36,3 por ciento)....
11 julio 2021 | Me gusta 19
Déficit de secularidad
Editorial · Fernando de Haro
Hace 50 años José Jiménez Lozano, en un texto sobre Américo Castro, señalaba que no tenía sentido que “el juego clericalismo-anticlericalismo” marcara ya, como había marcado durante siglos, la vida española porque “en el mundo había perdido sentido tal dicotomía”. ...
4 julio 2021 | Me gusta 9
Los indultos que hubieran sido útiles
Editorial · Fernando de Haro
Hay quien sostiene que la figura del indulto no tiene mucho sentido en un Estado de Derecho maduro. A fin de cuentas se trata de que el Ejecutivo deje sin efecto la pena impuesta por un tribunal. ...
28 junio 2021 | Me gusta 5