Rajoy puede recuperar la iniciativa, pero es necesario hacer política

España · José María Gutiérrez
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 125
5 agosto 2013
A raíz de la comparecencia de Mariano Rajoy el 1 de agosto, Páginas Digital habla con Mikel Buesa

¿Ha sido eficaz su reconocimiento de que se equivocó?

Desde mi punto de vista, la intervención del presidente del Gobierno ante el Congreso ha servido para aglutinar en torno a su liderazgo al grueso de los dirigentes y militantes del PP. El reconocimiento de su error con respecto a Bárcenas ha sido eficaz en ese sentido, aunque creo que no ha disipado las dudas que se han suscitado entre los ciudadanos. Estas últimas tienen su raíz más en la desacreditación general de la clase política que en las concretas acusaciones del ex tesorero del PP. Por ello, es muy difícil que, con una sola intervención parlamentaria, se pueda conjurar la desconfianza que se ha instalado en la sociedad con respecto a los políticos. En todo caso, Rajoy ha jugado muy fuerte y ha comprometido su credibilidad política con el reconocimiento de su error, de manera que si de la investigación judicial se desprendiera que ha habido financiación irregular en el PP, entonces se vería abocado a la dimisión.

¿Disipa su reconocimiento de sobresueldos las dudas?

La cuestión de los sobresueldos estaba ya muy clara antes de la intervención del presidente. Se trata de un asunto sin relevancia penal o administrativa alguna, pues las retribuciones que puedan recibir los políticos de sus partidos son legales, aunque resulten estéticamente deplorables, sobre todo si son esos mismos políticos los que presumen de austeridad. Hay mucha hipocresía en todo esto. No obstante, me gustaría haberle oído a Rajoy que, entre las reformas legales que va a introducir con respecto a la financiación de los partidos, estuviera una que estableciera la incompatibilidad entre las retribuciones de los políticos por razón de su cargo representativo o de gobierno, y los sueldos obtenidos de su propio partido. Adicionalmente señalaré que la alusión a esas reformas fue poco detallada y, en general, poco comprometida.

¿Tenía que haberlo hecho antes?

Rajoy ha tardado demasiado en reaccionar ante una campaña destinada a desacreditarle, cuyo fundamento es más bien endeble. Digo esto no sólo porque la base de esa campaña son las declaraciones de una persona (Bárcenas) sujeta a investigación judicial por haber acumulado un patrimonio de varias decenas de millones de euros sin que haya sido capaz de acreditar las fuentes de sus ingresos, y por haber cometido presuntos fraudes a la hacienda pública y blanqueo de capitales, sino porque los elementos que se desprenden de sus papeles son poco consistentes. Daré sólo un ejemplo: los papeles de Bárcenas cifran la presunta financiación irregular del PP en poco más de seis millones de euros a los largo de veinte años. Esta cifra es literalmente ridícula para un partido cuyo presupuesto anual es del orden de los 100 millones de euros anuales en los últimos años. Si se hacen los cálculos pertinentes, la acusación de Bárcenas señala que, aproximadamente, en veinte años, el PP habría obtenido entre el 0,3 y el 0,5 por ciento de sus ingresos de manera irregular. Lo reducido de este porcentaje indica que, seguramente, lo que aporta Bárcenas no es más que un montaje para justificar sus propios ingresos y, consecuentemente, los capitales que aparecen en sus cuentas suizas.

Por ello, creo que ni el PP ni su presidente han estado afortunados a la hora de afrontar este tema. Tendrían que haberlo hecho con más agilidad y, sobre todo, con más claridad con respecto al contenido de sus cuentas.

¿Cómo valora las intervenciones de Rubalcaba?

Vayamos ahora con Rubalcaba. Su discurso me ha parecido eficaz para los de su parroquia y poco más. Rubalcaba se ha ligado a Bárcenas de una manera peligrosa para su propio liderazgo y su propio partido porque ha dado presunción de verosimilitud a las declaraciones que, para su propia defensa, hace un imputado por corrupción. Alguien se lo recordará más pronto que tarde cuando la corriente de la opinión pública se oriente hacia los casos de corrupción que también acucian al Partido Socialista.

Además, Rubalcaba ha tomado el caso Bárcenas como el eje de su acción política institucional. Ello se traduce en la petición de una comisión de investigación en el Congreso —que no creo que vaya a prosperar— y en la amenaza de presentar una moción de censura, por una parte, y el la ruptura de relaciones con el PP, por otra. Ambos elementos se pueden volver fácilmente en su contra, fundamentalmente porque el PP, teniendo mayoría absoluta, puede recuperar la iniciativa en la lucha contra la corrupción, dejando fuera al PSOE; y porque el PP puede responsabilizarle del bloqueo institucional en lo referente a los nombramientos que requieren el consenso entre los dos partidos.

¿Recupera Rajoy la initiativa política?

Creo que es prematuro pensar que Rajoy ha recuperado la iniciativa política. Ello dependerá de la agenda que desarrolle después del paréntesis vacacional. Si esa agenda se desenvuelve sólo en el terreno tecnocrático, dejando de lado las cuestiones políticas, sobre todo las que conforman el paquete de la regeneración democrática, entonces me temo que las tensiones actuales puedan volver a reproducirse de forma multiplicativa, dando lugar a una crisis política de difícil salida.

Noticias relacionadas

La libertad más allá de los moralistas
España · F.H.
La pandemia, mira por dónde, ha vuelto a poner de moda la palabra libertad. En realidad para nosotros, la gente moderna, la palabra libertad siempre ha estado de moda, ha sido quizás la palabra esencial, la más importante, la que más nos ha hecho vibrar. ...
12 mayo 2021 | Me gusta 3
Un mena: 4.700 euros
España · C.M.
Lo que más me entristeció de ese día fue tener la tentación de mirar hacia otro lado. ...
3 mayo 2021 | Me gusta 5
Aprender de la crisis para descubrir lo que nos une
España · Ignacio Carbajosa
A veces es necesario un ejercicio de razón, ligado a la memoria, para sorprender en acción “eso que nos acomuna”, de modo que podamos caer en la cuenta de que es mucho más real, concreto y digno de atención que las descalificaciones que gratuitamente lanzamos de un bando a otro. ...
28 abril 2021 | Me gusta 33