Entrevista a Sosa Wagner

´Rajoy ha desaprovechado la legislatura´

España · Juan Carlos Hernández
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 70
7 septiembre 2015
´Teniendo en cuenta la mayoría abrumadora con la que ha contado en las Cámaras se trata de una legislatura desaprovechada. Se ha intentado hacer frente a la crisis económica y ahí se ha obtenido algún éxito pero que el Gobierno ha de compartir con factores externos que le han beneficiado´.

El presidente del Gobierno ha anunciado recientemente que la fecha probable de las próximas elecciones generales será el 20 de diciembre por lo que nos encontramos ya con la legislatura prácticamente finiquitada. ¿Cuál es su valoración de la gestión del Gobierno en estos últimos cuatro años?

Teniendo en cuenta la mayoría abrumadora con la que ha contado en las Cámaras se trata de una legislatura desaprovechada. Se ha intentado hacer frente a la crisis económica y ahí se ha obtenido algún éxito pero que el Gobierno ha de compartir con factores externos que le han beneficiado. Reformas de calado en la Universidad, en la Justicia, en aspectos políticos como el sistema electoral o esta reforma precipitada ahora del Tribunal Constitucional… de todo esto no se ha visto rastro alguno. Y luego está el hecho bochornoso de Bárcenas, de las sospechas bien fundadas de la financiación ilegal del PP durante años… Todo esto hubiera desplomado al Gobierno y al PP en una democracia que no fuera una democracia escoltada por dos partidos como ha sido la nuestra.

Uno de los mayores desafíos que tendrá que afrontar el próximo Gobierno que salga de las urnas será la deriva independentista en Cataluña. A su juicio, ¿qué medidas concretas deberían tomarse respecto a este asunto? ¿Qué le ha parecido la reciente carta de Felipe González a los catalanes?

Explicar bien a la población catalana qué significaría para Cataluña salir de Europa, porque eso significa salir de España. Ese es el argumento principal y en el que se deben centrar las fuerzas políticas constitucionales. Los catalanes nunca votarán mayoritariamente salir de Europa. Lo de Felipe está bien pero llega tarde y luego sus declaraciones a La Vanguardia desenterrando ¡de nuevo! todo ese lío de la Nación. Oiga, don Felipe, le diría yo, la Nación como la Patria son sentimientos muy respetables pero solo sentimientos. Desde el punto de vista jurídico y político, España es un Estado miembro de la Unión Europea y esto es ya mucho. Más que suficiente, Felipe, por su autoridad, debería ser quien enterrara esa polémica nominalista que tanto daño está causando. Y en vez de enterrarla la saca de nuevo a la superficie. Lamentable.

Los últimos años, la vida política española ha estado dominada por una dialéctica entre los partidos insufrible para el ciudadano de a pie. En un editorial de este periódico, a raíz de las elecciones autonómicas, se afirmaba: “La dinámica amigo-enemigo que practican los partidos ha acabado por dominarlo todo. No hay conversación. Para que la hubiera sería necesario aceptar el esfuerzo de formularse, de narrarse. Y hasta que los más sinceros no hacen ese ejercicio no se dan cuentan de cuántas cosas se han dado por supuestas. El diálogo requiere también dejarse interpelar”. ¿Qué le parece esta afirmación?

Muy bien. Ya he dicho que la democracia española es muy poco fina porque ha estado escoltada por dos partidos con la ayuda ´desinteresada´ de otros dos que han estado y están por la destrucción de España. Lo raro es que no haya salido peor.

Usted conoce bien el Parlamento Europeo, donde ha sido europarlamentario. Frente a la crisis de los refugiados sirios, ¿será capaz Europa de afrontar esta situación y dar respuesta al drama humano de estas personas?

Para contribuir a solucionar este problema hay que conjugar tres verbos:

a) ordenar: una política común de visados, entradas, centros de acogida donde se seleccione a quien pueda ser merecedor del asilo, etc;

b) organizar: relaciones con los países exportadores de migrantes para que el flujo no se desborde, esto al menos en países como Eritrea, Somalia, Nigeria…;

c) integrar a quienes se queden con nosotros obligándoles en primer lugar a aprender el idioma y en segundo lugar a respetar las leyes, no las costumbres, pero sí las leyes y los valores básicos de respeto (a las mujeres, a los homosexuales, a las minorías, etc).

Tampoco estaría de más que los diplomáticos se encargaran de movilizar a los petro-Estados para ayudar a sus vecinos, no sé la razón por la cual estos Estados llenos de dinero y de lujos no se dan por notificados del drama que se está viviendo muy cerca de sus fronteras.

Noticias relacionadas

El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 5
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 5
Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 3