Entrevista a Angelo Scola, patriarca de Venecia

`Radical novedad: el Papa usa la razón económica`

Cultura · I.S.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
9 julio 2009
Angelo Scola, patriarca de Venecia, teólogo siempre atento a las provocaciones de un mundo en cambio, afirma que la Caritas in veritate es una radical novedad en el magisterio social porque usa la razón económica para responder a las preguntas sobre cómo conseguir un desarrollo humano. Según el cardenal, el texto del Papa reclama una autocrítica a los cristianos sobre el modo en el que afrontan los retos contemporáneos.

¿Qué importancia tiene el desafío que el Papa lanza al mundo con la  Caritas in veritate? 

Después de una primera lectura atenta, me parece que tiene una trascendencia histórica. Por primera vez en términos explícitos y directos, casi técnicos, el magisterio pontificio hace una propuesta, subrayo que es una propuesta, de innovación radical en el ámbito económico.

¿Cuál es la originalidad de esta encíclica en la tradición de otras encíclicas sociales?

Su originalidad es evidente en dos puntos que, en mi opinión, son las piedras angulares del documento. El Papa se pronuncia partiendo de la "razón económica" (utiliza la expresión dos veces). Muestra de qué manera su propuesta se injerta en las preguntas que surgen dentro de la economía. La Caritas in veritate no es una suerte de barniz que se superpone a un sistema económico que ya está completo y cerrado,  sino que recoge las preguntas que están sin respuesta en la economía. Da sugerencias  para una nueva "civilización de la economía". Y en segundo lugar, está el contenido fundamental de estas sugerencias. Son el "principio de gratuidad" y la "lógica de una donación destinada a la construcción de una fraternidad". Sólo esa gratuidad puede conseguir el desarrollo del hombre. Hay muchos ejemplos y descripciones propuestas por el Santo Padre, diría que en clave técnica, de cómo el principio de gratuidad es intrínseco a la economía. Todo esto es una radical novedad.

¿Por qué un hombre de nuestro tiempo comprometido con la realidad (económica, y no sólo económica) debería aceptar una comparación con lo que ha escrito y propuesto el Papa?

Porque, si ese hombre es un observador apasionado y atento a toda la realidad, tendrá en su corazón -en especial en esta época- una serie de preguntas sin respuesta. Preguntas concretas relativas a la vida personal y social, a los problemas materiales y espirituales que encuentran en esta encíclica pistas nuevas y convincentes para ser abordados. Basta echar un vistazo al índice.

El Papa es muy claro en la Caritas en veritate al referirse a la naturaleza del cristianismo. ¿La encíclica es también un juicio sobre la Iglesia y el cristianismo en el mundo contemporáneo?

Sí, la encíclica contiene una enseñanza que debe hacernos reflexionar a todos los cristianos. No me gusta la referencia genérica a la Iglesia, porque es un sujeto de comunión que, en última instancia, reposa sobre cada una de nuestras personas. 
Es responsabilidad del Magisterio de la Iglesia, sobre todo al magisterio de Pedro -porque Jesús se lo ha ordenado- proponer una enseñanza. La Caritas in veritate implica seguramente por parte de todos nosotros, los cristianos, una precisa autocrítica sobre el modo de estar en la realidad contemporánea.

¿Qué le pide el Papa a los cristianos empeñados en la sociedad?

El Papa pide el humilde coraje para mostrar las razones adecuadas que permitan  encontrar la belleza del acontecimiento de Jesucristo. Encontrarlo en el interior de la vida cotidiana hecha de afectos, trabajo y descanso. Ocuparse de economía, de la  empresa, de los derechos y deberes, de la vida, de la técnica y de la fraternidad significa cuidar todo lo humano. A los cristianos se les pide asumir esta enseñanza papal, pidiendo con humildad al Señor la energía de renovar nuestra experiencia y nuestro testimonio.

La encíclica dice que "el anuncio de Cristo es el primer factor de desarrollo". ¿Qué significa esto?

Esto significa que el núcleo del desarrollo no pueden ser las estructuras, las condiciones para el desarrollo, sino el hombre. Como ha enseñado la Gaudium et Spes, en Cristo el hombre puede descubrir su verdadero rostro. Cristo vive hoy a través de los cristianos, Dios tiene necesidad de los hombres. Por lo tanto, proclamar a Cristo a través de la propia vida, en todos los ámbitos de la existencia, es la primera condición para el desarrollo.

Noticias relacionadas

Actualidad de Augusto del Noce
Cultura · Carlos Hoevel y Salvatore Muscolino
Del Noce, desde los años inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial, ha intentado superar determinadas posiciones de una mayoría en el mundo católico de la época, encaminadas a rechazar tout court cualquier diálogo con la modernidad tanto en su vertiente filosófica como en...
27 enero 2022 | Me gusta 0
Dostoyevski y la belleza que salva
Cultura · Adriano Dell'Asta
“La belleza salvará al mundo”. Este aforismo de Dostoyevski se ha repetido tantas veces que casi suena aburrido, y sobre todo corre el riesgo de resultar fuera de tono e inaceptablemente simplista en tiempos tan duros como estos. ...
19 enero 2022 | Me gusta 1
Epifanías en la villa miseria
Cultura · Lucio Brunelli
En relación con el número de habitantes, Argentina ha tenido más muertos por covid que Italia e incluso que Brasil. Más de cien mil víctimas –y siguen aumentando– en una población de 44 millones de habitantes. ...
14 enero 2022 | Me gusta 2
La ciudad armoniosa
Cultura · Jesús de Alba
Leer a Péguy es siempre una sorpresa. Corrige las imposturas. Para Péguy cada individuo es un sujeto cívico, capax civitatis, un ciudadano, un conciudadano. Todo ciudadano debería ser considerado como "próximo", pŕójimo, sin que hubiera ningún exiliado o excluido de la "ciudad armoniosa", de...
12 enero 2022 | Me gusta 2