En Colombia

¿Quién es el secuestrado?

Mundo · CL Colombia
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
3 noviembre 2008
Ante uno de los últimos hechos ocurridos en Colombia, la fuga del político Óscar Tulio Lizcano (secuestrado por las FARC desde hace 8 años) y la deserción del guerrillero Wilson Bueno alias "Isaza", comandante guerrillero que lo custodiaba, cabe preguntarse: ¿a fin de cuentas, quién era el secuestrado?

Las razones que movieron a "Isaza" a buscar la libertad fueron el afecto a su novia, guerrillera desmovilizada desde hace cuatro meses, y la relación que había establecido con su secuestrado. "Isaza" sabía que si no sacaba a Lizcano de la selva, ambos morirían. Lizcano pide garantías al Gobierno para su secuestrador, porque reconoce que sin él no habría salido vivo de donde estaba. Estos hechos han significado también la liberación para "Isaza".

Ésta es la situación de muchos de los combatientes al margen de la ley, el adoctrinamiento que reciben por muchos años logra anestesiar el afecto a sí mismos, secuestrar sus deseos, pero no puede matar el corazón.

"Si falta el afecto hacia nosotros mismos, si no tenemos ni siquiera una pizca de este afecto, es como si faltase el terreno sobre el cual construir… Los padres, la patria, la tierra natal o el Misterio que hace las cosas, Dios, no se vuelven familiares a no ser que se perciban -en cierto sentido- como parte de uno mismo, como constitutivo de uno mismo" (Hombres sin patria, de Luigi Giussani). 

La salida a una situación tan compleja como la de Colombia no se encuentra a través de la resolución de las diferencias ideológicas, nuestro destino como nación se juega en mantener en nuestro pueblo un corazón que conserve este amor a sí mismo, apoyando cualquier iniciativa que recupere el valor fundamental que tiene el ser humano, apostando sobre la libertad.

No se puede secuestrar el corazón, ni matar los deseos de vivir, de ser felices, de ser libres, de bienestar y paz que en él se encuentra.

El camino para acabar el conflicto armado en Colombia es respetar la vida y defender estos deseos.

Noticias relacionadas

Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 2
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2