¿Qué tienen en común la extrema derecha de Le Pen y el socialista Holland?

Mundo · Robi Ronza
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
23 abril 2012
El presidente saliente Nicolas Sarkozy ha perdido, pero el candidato socialista François Hollande no ha ganado, en conjunto los franceses han votado mayoritariamente a candidatos de centro-derecha.  Antes de hacer previsiones sobre el posible resultado de la segunda vuelta, merece la pena detenerse un momento para mirar el escenario político que esta primera vuelta ha dejado.

Sobre todo el centro-derecha, pero también el centro-izquierda, aparecen divididos en su seno, cada uno en dos sub-corriente muy alejadas la una de la otra. Mientras tanto, el modesto resultado del candidato de centro le excluye al menos de momento de la posibilidad de tener un papel relevante, que por otro lado nunca ha tenido en Francia. Ante la urgencia de la crisis económica internacional, la sociedad francesa se encuentra a fin de cuentas dividida y desorientada. Sea cual sea el resultado de la segunda vuelta, este es el dato que marcará la política del nuevo presidente francés.

Si es Sarkozy  ya sabemos cómo es , alguien tan capaz de mantenerse a flote como incapaz de navegar. Para nada el hombre preciso en un momento de crisis. Si fuera en cambio Hollande, los motivos para alegrarse serían aún menos. En su programa económico hay elementos (desde el aumento de la presión fiscal y del gasto público a la reducción de la edad de jubilación) que parecen puestos a propósito para empujar a Francia por la vía de la recesión, lo que tendría evidentes consecuencias en la Unión Europea.

Puesto que el mundo de los medios de comunicación está completamente orientado hacia la izquierda, en este momento destaca sobre todo el primer puesto en la clasificación de Hollande: un dato ciertamente relevante, pero no decisivo. Merecería sin embargo prestar al menos la misma atención al 20% de votos obtenidos por el Frente Nacional de Marine Le Pen. Entre otras cosas, más allá de la diferencia obvia entre ambos, Le Pen y Hollande tienen un punto en común: la crítica a la política europea de Sarkozy, donde ambos censuran la fuerte dependencia de la Alemania de Angela Merkel. Este es otro elemento que contribuye a hacer que el escenario sea aún más complejo de lo que en este momento se está contando.

Il Sussidiario

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3