USA

¿Qué cambia con Sonia Sotomayor?

Mundo · Lorenzo Albacete
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
10 junio 2009
El nombramiento de Sonia Sotomayor en el Tribunal Supremo de Estados Unidos sigue siendo el tema dominante, a pesar de la atención prestada la semana pasada al viaje del presidente Obama por Oriente Medio y Europa.

Hasta cierto punto, este nombramiento podría llegar a tener más impacto en el futuro de la vida americana que todo cuanto pueda suceder en Oriente Medio, dado que el Tribunal Supremo tiene la responsabilidad de interpretar la Constitución, el documento del que depende la existencia de los Estados Unidos como nación. Por eso, antes de que los cien miembros del Senado den su voto, es necesario tener una información exacta, profunda y exhaustiva sobre la candidata.

Habría que pensar que la política partidista no influye en las elecciones de los senadores, pero sería ingenuo, sobre todo en una atmósfera tan conflictiva como la que ha sucedido a la elección presidencial de Obama. El principal tema de debate en estos días es si Sotomayor será una "juez activista", que reinterpreta la Constitución en función de sus propias preferencias y experiencias culturales, o si se guiará tan sólo por el riguroso análisis jurídico de lo que la Constitución dicta.

Sotomayor ha hablado de las ventajas de ser una mujer latina con experiencia directa del racismo, de la pobreza y de la discriminación, capaz por tanto de entender mejor el impacto que una decisión del Tribunal tiene para los ciudadanos más indefensos. Declaraciones que han alarmado a los senadores republicanos, cuya ideología conservadora exige la separación entre las experiencias personales y la interpretación de la ley. Sus preocupaciones son por tanto comprensibles y previsibles. Por otro lado, la ideología progresista defiende el activismo jurídico, y las discusiones entre ambas facciones podrían aclarar a la mayoría de los americanos (cuya ideología es el pragmatismo) el estado actual del proyecto nacional americano.

En este debate aparece también el problema de hasta qué punto a Sotomayor le puede influir su identidad latinoamericana, poniendo de manifiesto cómo los latinos, aun siendo la minoría mayoritaria en Estados Unidos, tienen que hacer frente al racismo del Partido Republicano, al que, por otra parte, están empezando a dirigirse para dejar de ser un mero instrumento a disposición de los demócratas.

Muchos observadores han escrito sobre este argumento, pero yo hablo como americano de origen portorriqueño. Es verdad que nuestras raíces católicas en una cultura protestante nos hacen pensar, juzgar y actuar de un modo distinto, pero muchos de nosotros pensamos que esto sirve precisamente para ayudar a América en su actual batalla frente a la ideología secularizadora. Somos libres para no seguir a ciegas la agenda política de republicanos o demócratas. Esto no significa que seamos perfectos o que nuestros juicios siempre sean correctos: es una oportunidad para América de ampliar sus posibilidades para realizar el sueño americano.

La Iglesia católica ha buscado durante décadas la forma de sacar provecho de la presencia latinoamericana, sobre todo a partir de la experiencia portorriqueña en Nueva York. El concepto de identidad latinoamericana se forjó en el seno del catolicismo americano, no sin muchas dificultades. El mundo de los negocios, lo cual no es motivo de sorpresa, ha visto y acogido estas oportunidades de forma más aguda que ningún otro sector de la sociedad americana.

Sin embargo, los debates sobre la candidatura de Sotomayor revelan las grandes dificultades que todavía tienen que afrontar los latinos para poder aportar una contribución real a la vida americana. Entre tanto, estaremos pendientes de cómo los partidos políticos tratan esta cuestión y sacaremos las conclusiones para orientar nuestro voto en las próximas elecciones.

Noticias relacionadas

El Gobierno de los talibanes echa a andar
Mundo · Oasis Center
Con el nombramiento de los nuevos viceministros se ha completado el gobierno ad interim de Afganistán. Los elegidos vuelven a ser exclusivamente varones, aunque se han incluido algunos (pocos) representantes de minorías étnicas, como un miembro de la comunidad hazara (minoría chiita) como...
28 septiembre 2021 | Me gusta 1
Es hora de salir del conflicto entre occidentalismo e islamismo
Mundo · Michele Brignone
El vigésimo aniversario del 11-S coincide con el fracaso occidental en Afganistán, un fracaso más cultural que político y militar. Estos dos hechos imponen una reflexión sobre la relación entre Occidente y el mundo musulmán....
24 septiembre 2021 | Me gusta 3
El futuro del avispero afgano (parte III)
Mundo · Ángel Satué
Tras analizar los planos ideológico y estratégico, conviene hacer un ejercicio de cierta prospectiva, pues se prevé que la zona va a quedar inestable por décadas....
23 septiembre 2021 | Me gusta 3
El “nuevo” gobierno talibán de Afganistán
Mundo · Claudio Fontana
Tras conocer la composición del nuevo gobierno talibán en Afganistán, a pesar de que han prometido que será provisional, ya hemos podido ver que, contra lo que habían anunciado, es todo menos “inclusivo”....
21 septiembre 2021 | Me gusta 1