Profanación y profecía en California

Mundo · Jorge E. Traslosheros (Ciudad de México)
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
2 junio 2010
La noche del 25 de mayo dos hombres agredieron la Iglesia de Santa Rosa de Lima en el poblado de Maywood, California. Rompieron un Cristo, le clavaron un puñal en el rostro a una imagen de la Virgen de Guadalupe, pintaron el número 666 en distintos lados, hicieron destrozos en las oficinas administrativas y defecaron en el auditorio. No es la primera vez que hay reportes de profanaciones en Estados Unidos.

En agosto de 2007, por ejemplo, un grupo de "Minutemen" -cazadores de migrantes- fue señalado por destruir y profanar una ermita en honor de la Guadalupana en un campo de trabajadores agrícolas mexicanos. Estos actos nos recuerdan los que cometían los nazis en contra de la comunidad judía y, como aquellos, llevan implícito un mensaje que, en este caso, va más allá de la criminalización de los indocumentados en Estados Unidos.

Maywood, pequeña ciudad cercana a Los Ángeles, fue declarada santuario de migrantes por sus pobladores en el año de 2007, después de sufrir un permanente acoso por parte de la policía y grupos xenófobos. El templo de Santa Rosa de Lima se transformó en  centro de identidad y fortaleza bajo el liderazgo de los sacerdotes David Velázquez y Richard Estrada. La acción es un paso más dentro de una larga tradición de la Iglesia Católica norteamericana que, desde hace muchos años, ha emprendido acciones pastorales a favor de los migrantes. Tampoco podemos pasar por alto que el culto de mayor crecimiento allende el río Bravo es el rendido a la Virgen de Guadalupe. Un hecho que ha cambiando el rostro de la catolicidad norteamericana, cada vez más católica en el sentido profundo del término.  

Horas antes de la profanación, el nuevo arzobispo coadjutor de Los Ángeles, archidiócesis a la cual pertenece la comunidad de Maywood, tomaba posesión de su cargo en una misa que, a decir de quienes participaron en ella, exultó de alegría y esperanza. El ahora coadjutor con derecho a sucesión José Horacio Gómez, nacido en Monterrey, México, dejó en claro que nadie es extranjero para Dios, que somos una sola familia "compuesta por diversos idiomas" y que la misión de la Iglesia es dar testimonio de ello.

El mensaje sembrado por los profanadores me parece claro. Es una amenaza directa contra la Iglesia Católica por su apoyo a los migrantes, contra la comunidad de Maywood por dar testimonio de su fe y una "bienvenida" contra su pastor, que empezó su nueva misión lleno de esperanza. La comunidad de Maywood ha reaccionado con admirable coraje evangélico. Lejos de pedir venganza, exigen justicia desde la caridad. Han organizado jornadas de oración pidiendo fuerza para perdonar a sus agresores y, desde el perdón, exigir verdad y justicia. Juan Pablo II advirtió en reiteradas ocasiones en contra de tres fanatismos capaces de destruir sociedades completas y causar sufrimiento indecible: el de la raza, el de la religión y el de la clase social. Los tres fanáticos demonios andan sueltos en Estados Unidos. Hace bien la Iglesia en enfrentarlos con caridad, verdad y valentía, a la usanza de los profetas.   

Noticias relacionadas

Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 0
“Hermanos todos”. El viaje del Papa a Iraq
Mundo · Martino Diez
Fue el deseo de Juan Pablo II para el Jubileo, el augurio de Benedicto XVI y ahora se hace realidad con Francisco. El viaje a Iraq del 5 al 8 de marzo, el primero del mundo transformado por la pandemia, pone de nuevo en el centro una periferia....
4 marzo 2021 | Me gusta 4
Paladas de ceniza
Mundo · Fernando de Haro
El trabajo de la misión de la OMS en China para conocer los orígenes del virus nos indica hacia dónde vamos. La misión llegó más de un año después de que todo hubiese empezado. Sus miembros solo pudieron realizar las visitas que les había programado el Gobierno. ...
15 febrero 2021 | Me gusta 5
Ramy Essam, el megáfono de la revolución egipcia
Mundo · Riccardo Paredi
Hace diez años, el 25 de enero de 2011, un joven egipcio de 23 años llamado Ramy Essam salió a la plaza de Tahrir junto a millones de compatriotas pidiendo “pan, libertad y dignidad”. ¿Qué le diferenciaba del resto de manifestantes? Su guitarra y su voz. ...
29 enero 2021 | Me gusta 2