Primer año y medio del Gobierno Renzi, llega el momento de hacer balance

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.977
21 agosto 2015
Mañana día 22 el Gobierno encabezado por el toscano Matteo Renzi cumple su primer año y medio de vida. En España esto no sería un hecho relevante, pero en Italia sí, ya que dieciocho meses es un mundo para un país acostumbrado a que los gobiernos no lleguen al año de vida. Y, sobre todo, constituye todo un hito para una legislatura, la actual, que comenzó muy mal, con dimisiones como la de Bersani, reelecciones forzadas como la de Napolitano y gobiernos de compromiso como el de Letta. Sin embargo, lo que en la primavera de 2013 constituía una auténtica quimera se ha acabado convirtiendo en toda una realidad: Italia vive sus momentos de mayor estabilidad desde que en noviembre de 2011 el Presidente Napolitano obligara el entonces Primer Ministro Silvio Berlusconi a presentar anticipadamente su dimisión. De ahí que resulte necesario realizar un balance de lo que Matteo Renzi ha aportado a la siempre compleja política italiana.

Así, la presidencia de Matteo Renzi ha aportado tres elementos fundamentales: una nueva ley electoral que entrará en vigor en julio de 2016; la elección por amplia mayoría de un nuevo Presidente de la República, Sergio Mattarella; y la vuelta al crecimiento económico, tras años continuados de recesión, algo en lo que mucho ha tenido que ver la reforma laboral presentada en la Navidad de 2014.

En ese sentido, lo más meritorio quizá sea el logro de una nueva ley electoral teniendo en cuenta el Parlamento italiano que salió de las urnas en febrero de 2013, con un Senado donde la formación con mayor número de escaños (el Partido Democratico, PD) se quedaba a más de 50 representantes para gozar de una mayoría sólida. Pero fue aquí, como también como con la elección de Mattarella, donde Renzi demostró su extraordinaria habilidad política: se alió con el archienemigo de la izquierda italiana (Silvio Berlusconi) para que la nueva ley electoral fuera aprobada para, a continuación, pactar con el sector más ´crítico´ de su partido el nuevo Presidente de la República, Sergio Mattarella, ante la mirada atónita de un Silvio Berlusconi que no daba crédito a lo que veía. Berlusconi acabaría rompiendo el llamado Pacto del Nazareno, pero Renzi siguió gobernando como si nada hubiera pasado.

El crecimiento económico, como decimos, ha vuelto a Italia, pero no podemos negar que sigue siendo todavía muy débil: un crecimiento del 0.5% en el primer semestre del año, en un país que tiene una tasa de paro por encima del 12% y una deuda nacional cercana al 135% de su PIB, no deja de ser un primer paso al que deben seguir otros. Renzi necesita mejorar la productividad y la competitividad, y ya ha dado un primer aviso de ello cuando Dario Franceschini, Ministro de Bienes Culturales, ha concedido la dirección de siete de los veinte museos más importantes del país a no italianos, destacando los alemanes. La propia galería de los Uffizzi, que Renzi tan bien conoce de los años en que fue Alcalde de Florencia, será llevada por un extranjero, y así hasta seis museos más. Porque la realidad es que la universidad italiana es profundamente endogámica y nepotista y ello ha acabado hundiéndola en la mediocridad, siendo necesario recurrir a especialstas extranjeros para relanzar un patrimonio histórico-artístico tan importante como el italiano.

En ese sentido, a Renzi le ha beneficiado a la hora de gobernar la falta de entidad de sus rivales políticos. Con Berlusconi prácticamente retirado por motivos de edad (el tres veces Primer Ministro va camino de los ochenta años); con un Grillo desacreditado por numerosos exabruptos; y con un Salvini al que su xenofobia y radicalismo naturales le impiden superar el techo que tiene marcado la Liga Norte (nunca más del 10-15% de los votos salvo circunstancias excepcionales), Renzi se mueve con cada vez mayor soltura por la alta política italiana.

Cierto es que las elecciones regionales de finales de mayo de este año le dieron un serio aviso, pero también debe recordarse que estos comicios apenas tienen trascendencia ya que no votan más que uno de cada dos italianos (por algo son conocidas popularmente como las ´elecciones de los impresentables´). Eso sí, sus votantes le han dejado claro que se está escorando excesivamente hacia la derecha, dejando al descubierto un flanco izquierdo que el Movimiento Cinco Estrellas, si va quitando cada vez más protagonismo a su ya muy desgastado líder Beppe Grillo, puede acabar ocupando. Pero para eso queda aún bastante tiempo, ya que no se espera que haya elecciones generales hasta, por lo menos, la segunda mitad de 2016.

A Renzi seguramente lo que más le preocupará en este momento, como a otros países europeos, es lo que está sucediendo con la devaluación de la moneda china y la posibilidad de que la segunda economía mundial pueda vivir una recesión o parón en su crecimiento que tendría graves consecuencias a los países que más comercio exterior desarrollan con China, entre ellas la propia Italia. En todo caso, Renzi comienza a ser valorado cada vez más como líder europeo, entre otras cosas porque fue capaz de hacer aprobar una reforma laboral que muchos llevaban décadas esperando. Cuenta, desde esa perspectiva, con el apoyo de las principales potencias europeas, que ven en este joven político europeo un soplo de aire fresco en una política viciada que había entrado en una dinámica muy negativa. Veremos hasta dónde llega el liderazgo de Renzi, pero la realidad es que Italia no conocía una estabilidad política y económica igual desde que Berlusconi venciera en las elecciones de 2008.

Noticias relacionadas

Un mena: 4.700 euros
España · C.M.
Lo que más me entristeció de ese día fue tener la tentación de mirar hacia otro lado. ...
3 mayo 2021 | Me gusta 5
Aprender de la crisis para descubrir lo que nos une
España · Ignacio Carbajosa
A veces es necesario un ejercicio de razón, ligado a la memoria, para sorprender en acción “eso que nos acomuna”, de modo que podamos caer en la cuenta de que es mucho más real, concreto y digno de atención que las descalificaciones que gratuitamente lanzamos de un bando a otro. ...
28 abril 2021 | Me gusta 32
Votar y reconstruir
España · Compañía de las Obras
El 4 de mayo los madrileños elegirán a sus representantes en la asamblea regional. Las citas electorales son siempre ocasión para mirar lo que ha sucedido, tomar conciencia de lo que aún no está resuelto y hacer propuestas para mejorar. ...
28 abril 2021 | Me gusta 11