Primarias USA: cristianos enfermos de ética

Mundo · Lorenzo Albacete
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 enero 2012
Puede que el candidato republicano se decida en Carolina del Sur, donde los conservadores sociales tienen más peso que en New Hampshire, estado con tendencia moderada y progresista. O puede ser que debamos esperar a Florida, donde hay una mejor combinación de posiciones. O tal vez haya que esperar hasta que... y así sucesivamente, debate tras debate, la incertidumbre después de la incertidumbre, a pesar de los pronunciamientos de expertos en los medios y de los periodistas. Es insoportable. Tal vez es sólo un complot de algunos canales de televisión especializados en películas antiguas para atraer al público que huye de los programas dedicados a las primarias. Es la verdad escondida sobre los republicanos moderados: todos se dedican a ver viejas películas.

Uno de los últimos debates fue el más triste de todos, el dedicado a la ética, la moral y la religión. En este campo los candidatos representan dos religiones, la de los mormones y la católica. No luchan entre ellos. Es poco probable que los mormones hablen directamente de su fe, lo hacen con mayor facilidad los cristianos, con la esperanza de atraer los votos de los evangélicos. Pero lo que es triste es que mencionen rara vez la persona de Jesucristo. Sólo lo hacen para referirse a la enseñanza de valores éticos, especialmente aquellos que tienen que ver con el aborto, la anticoncepción y la homosexualidad.

Esta reducción a ética del cristianismo expulsa a Jesucristo de la red de relaciones que constituye una sociedad, es exactamente lo que pretende hacer el secularismo. Por lo tanto, inmediatamente después de ver este debate, me decidí a leer las reflexiones que había hecho don Giussani después de las palabas que el Beato Juan Pablo II le había dirigido en una audiencia privada en el verano de 1982: "Vosotros no tenéis patria, porque vosotros no sois asimilables a esta sociedad". Giussani dice que Cristo se ha convertido en una "coartada" para justificar nuestra visión limitada de la realidad.

Por el contrario, si nuestra fe se abre a la presencia única de Cristo en este mundo, nos damos cuenta de que surge una experiencia diferente en todos los ámbitos, en ámbitos tan decisivos como el trabajo, la educación, la sexualidad o la familia.

Noticias relacionadas

Librarnos de las batallas culturales
Mundo · Francisco Medina
El pasado 24 de junio, la Supreme Court norteamericana dictó sentencia en el que venía a rectificar el criterio sentado en pronunciamientos anteriores en relación a la cuestión del aborto (en concreto, en la famosa Sentencia Roe vs. Wade y en otra, Planned Parenthood of Southeastern Pa. vs...
1 julio 2022 | Me gusta 1
La violencia nunca es la última palabra
Mundo · Pierluigi Banna
Este año Pentecostés no solo se celebró en la iglesia de San Francisco en Owo (Nigeria) sino que se “consumó”. El martirio, que nunca debe buscarse directamente, siempre representa un reclamo potente al verdadero sentido de Pentecostés, no solo para los cristianos sino también para quien...
17 junio 2022 | Me gusta 1
Elecciones legislativas francesas: LIF y 3i
Mundo · Ángel Satué
En Francia hay elecciones legislativas este fin de semana. Una nueva primera vuelta, en un país que viene dividido de serie de las elecciones presidenciales, y que se dividirá aún más políticamente si en cada circunscripción se va a una segunda vuelta, pues en estas se vota para que otro no...
10 junio 2022 | Me gusta 2
En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0