Preguntas donde puños

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 547
22 noviembre 2013
Es preocupante que la violencia haya sacudido el pasado miércoles la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. La universidad es el lugar de la confianza en la razón, del encuentro y del diálogo con el otro. Y, esta vez, en lugar de recurrir a las palabras se han utilizado los puños.

Es preocupante que la violencia haya sacudido el pasado miércoles la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. La universidad es el lugar de la confianza en la razón, del encuentro y del diálogo con el otro. Y, esta vez, en lugar de recurrir a las palabras se han utilizado los puños.

La decisivo no es que los agresores hayan sido de izquierda radical. Tampoco conviene detenerse mucho en sopesar  si hay diferentes varas de medir policiales para los diferentes tipos de radicalismo que surgen en nuestra sociedad.

Más importante es que los adultos nos preguntemos cómo hemos educado a las nuevas generaciones. Seamos sinceros: lo que ha sucedido nos está indicando que hemos sido muy pasivos y muy poco creativos ante una ideologización creciente de la vida social. Hemos pospuesto nuestra indagación personal sobre qué nos permitía vivir una vida digna para defender unas ideas y unos valores, cada vez más abstractos, que nos hacían sentir la satisfacción de tener razón. Instalados en esa cómoda posición no hacía falta dejarse interrogar por el otro, que era el adversario. Al tiempo que eso sucedía hemos visto como la existencia iba perdiendo sus colores: no nos sucedía nada. La violencia que ahora tanto nos escandaliza es hija del imparable avance de la nada que se produce cuando todo se sabe, todo se controla y la realidad deja de ser una aventura.

La mejor respuesta a los puños es volver a una investigación sobre nosotros mismos que sea educativa para los jóvenes. Volver a las preguntas Solo un adulto en movimiento, asociado a otros adultos, que explore los motivos que le permiten vivir la vida no como una afrenta sino como un bien es capaz de educar a las generaciones en la estima por el otro. En esta posición el encuentro con el diferente no es una amenaza por lo que te puede quitar (esa es la raíz de la violencia),es una ocasión para ensancharse.

Noticias relacionadas

¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!
España · Gonzalo Mateos
Desmontemos dos mitos que en España se toman por axiomas. El primero es que en educación es imposible llegar a acuerdos. No es cierto, los vemos alcanzar casi a diario. ...
22 junio 2022 | Me gusta 4
Coalición vs colisión
España · Gonzalo Mateos
Aunque nos parezca extraño, lo normal es la coalición. Recuerdo la cara de asombro de mis amigos europeos cuando en una cena les dije que en España nos había costado cuarenta años de democracia lograr tener un primer gobierno nacional de más de un partido. ...
25 mayo 2022 | Me gusta 5