Por qué votaré nulo

Mundo · Óscar Ortiz Antelo*
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
13 octubre 2011
El próximo domingo votaré nulo. Lo haré para protestar contra la utilización de la justicia como un instrumento de persecución política, para expresar mi desacuerdo con unas elecciones que no nos darán más democracia sino que serán utilizadas contra nuestra libertad. De esta forma, mi voto será una voz ciudadana clara y firme contra la concentración del poder y contra los abusos a los derechos humanos que se cometen en nombre de un cambio que nunca llegó.

El país no está yendo por buen camino, estas elecciones judiciales no son el camino para mejorar la justicia, despolitizarla y garantizar su transparencia e imparcialidad. Existen otros problemas que empeoran día a día sin que esta politización de todos los aspectos de la vida pública les dé soluciones, como el incremento de los precios, la inseguridad, la corrupción y el narcotráfico.

Soy consciente de que a pesar de que millones de compatriotas ejercemos nuestro derecho constitucional a anular el voto, el Movimiento al Socialismo impondrá sus candidatos y conformará nuevos tribunales con la supuesta legitimidad del voto popular. Lo logrará mediante la manipulación porque las reglas han sido diseñadas para lograr este objetivo a como dé lugar.

Elecciones en las que los candidatos han sido seleccionados por el rodillo oficialista en el Parlamento. Elecciones en las que los candidatos ganan con cualquier porcentaje de votos; en las que se monopolizó el derecho a informar y debatir sobre los candidatos; en las que se penalizó, amenazando con cárcel a quienes se atrevieran a hacer campaña, en las que se prohibió el control electoral, en las que ya no votaremos a solas, en las que no se utilizará tinta indeleble, elección en la que se identificó con números a los candidatos para facilitar el voto consigna y en fin, elecciones manipuladas.

Unas elecciones en estas condiciones jamás serán fuente de legitimidad. Por eso estoy tranquilo con la opción que estoy tomando al votar nulo. Porque por lo menos mi voto no será utilizado para camuflar la distorsión de la democracia y la destrucción de la independencia de la justicia, porque dejaré constancia de mi protesta contra el abuso de llevar a los ciudadanos a un callejón sin salida en el cual deben votar por un sistema en el cual vivirán bajo un estado de permanente indefensión.

Por eso creo que vale la pena. Porque no será un voto perdido. Porque será un mensaje claro y profundo de que los bolivianos no estamos de acuerdo con la justicia que tenemos. Ni con la que había antes, sometida a los intereses del sistema tradicional de partidos, ni con la que existe hoy, controlada por la intervención autoritaria de un solo partido.

Queremos una justicia de verdad, cercana a la gente, transparente e independiente, que limite el poder de los gobernantes y proteja la libertad y los derechos de las personas. Ese debe ser el más importante significado de nuestro voto, no solo debe ser un voto de protesta, sino un voto por el futuro, por esa Bolivia con desarrollo y libertad que soñamos y que aún no logramos.

*Ex presidente del Senado Nacional de Bolivia

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3