¡Por fin solos!

Cultura · Víctor Alvarado
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
4 junio 2012
No es la primeravez que el cine ha reflejado el síndrome del nido vacío, pues Daniel Burman yalo hizo con su Nido Vacío (2008) yAntonio del Real en ¡Por fin solos! (1994)de homónimo título al que estamos analizando, con Alfredo Landa y María JoséAlfonso, dio su punto de vista. En este caso, Lawrence Kasdan, recordado por El turista accidental o French kiss, trata el tema en unacomedia dramática que, sin profundizar demasiado, establece unas coordenadasque permitan superar el problema sin dificultades.

¡Por fin solos! (2012) cuenta la vida deuna pareja de clase media, que han casado a la última hija que quedaba en casay se encuentran deprimidos, pues ella (Diane Keaton) echa de menos a sus hijasy a su nieto, mientras que él (Kevin Kline) se cuestiona su capacidadprofesional, aunque algo empezará a cambiar con la llegada de una mascota.

El cuatro vecesnominado a los Oscar, Lawrence Kasdan ("desaparecido en combate" desde hacíavarios años), se atreve con otra historia otoñal, ambientándola a la perfeccióncon una excelente fotografía, respaldada por unos bellísimos paisajes, quepuede conectar con todo el que busque un relato en el que haya algo más queefectos especiales que, por supuesto, en esta cinta no van a encontrar, donde eldrama y el humor se van alternando adecuadamente para que el ritmo dellargometraje no decaiga.

El reparto loconforman actores veteranos de la talla de Sam Sephard, Richard Jenkins y KevinKline, actor fetiche del realizador, y las actrices Dianne Weiss y Diane Keaton,superando y mejorando con sus actuaciones la superficialidad de algunosaspectos del guión escrito por Meg, la mujer del cineasta, con diálogos quetransmiten, eso si, naturalidad. De todas formas, nos gusta la magia delpersonajes de la gitana, interpretado por Ayelet Zener, aunque lainterpretación no es tan buena como el mensaje que transmite, que gira en tornoa la importancia de creer y de mantener la esperanza, como dando a entender quees la llama a lo que agarrarnos cuando las cosas se complican.

Finalmente, lomás destacable de Kasdan es que ha sido capaz de retratar bastante bien elvalor de la amistad y la familia, proponiendo la comprensión y al amor como lallave para superar las dificultades que puedan surgir a lo largo de unarelación de pareja.

Noticias relacionadas

Pasolini y el coraje de decir yo
Cultura · Giuseppe Frangi
“Alrededor de los 40 años me di cuenta de que me encontraba en un momento muy oscuro de mi vida”. Así empieza uno de los libros más personales y dolorosos de Pier Paolo Pasolini, La Divina Mímesis. ...
30 julio 2021 | Me gusta 0
Hopper, un silencio lleno de preguntas
Cultura · Joshua Nicolosi
La pintura de Hopper es un himno y una condena al silencio. Refleja la soledad americana, pero también la vida en el umbral de algo que puede estar a punto de suceder...
28 julio 2021 | Me gusta 1