Por el camino correcto

Cultura · Cristian Serrano
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 junio 2012
A falta de un partido, España se encuentra con cuatro puntos y uno más necesita para ser primero de grupo. La marea sentimentalista que domina a la sociedad en los últimos años se traslada al fútbol y por supuesto a nuestra selección. Siete días pasan del debut del combinado español frente a Italia donde tras el partido parecía que nos íbamos al pozo. Cuatro días después, se gana a Irlanda con contundencia y esta vez parece que nos vayamos a comer a Croacia y al resto que se nos cruce por delante.

Lo primero de todo era Italia, la mejor Italia de los últimos años, despegada del catenazzo, con ganas de jugar al futbol, y una de las favoritas bien sea en Eurocopa, bien sea en mundial. Lo segundo, era Irlanda, un combinado con poco que ganar y mucho que perder. El partido para España fue perfecto, se quitó presión, recuperó confianza, Torres mojó y el sistema con un nueve específico también. Esto significa que España, seguramente ha hecho hasta ahora lo normal, a falta de un partido, seguramente, más que disputado frente a Croacia.

Don Vicente del Bosque también ha sido presa de este pánico y de esta euforia, a base de críticas periodísticas y profesionales del fútbol. Él sabe que su figura está a la altura de grandes cargos públicos, pero creo que su trayectoria es magnifica, permite confiar en él, se ha ganado por lo menos mi respeto, y es que los toros se ven muy bien desde la barrera y hay tantos seleccionadores como aficionados en este país. Yo, solo pido respeto hacia él. Si tengo que criticar a alguien, es a los futbolistas y su falta de tiro desde zonas de tiro precisamente, es decir, desde la frontal del área y hacia dentro. Ya vimos que esto era corregido en ambos partidos con el paso de los minutos, espero y deseo que esto sea una realidad desde el minuto uno en la noche de mañana.

Me hace gracia la selección italiana reclamando justicia no se a qué o quién apelando a que España vaya a por el partido. Son ellos los que con frecuencia, por desgracia de este precioso deporte, lo manchan con amaños de una u otra forma. España saldrá a por el partido como siempre, luego puede pasar cualquier cosa. Si alguien no ha hecho los deberes y tiene que mirar a su partido y a otro, ese no es problema de Del Bosque y los suyos. Pero como decía Fernando Torres hace unas horas hablar del 2-2 es una falta de respeto.

Así pues acabaré mirando hacia Kiev, lugar del que distan tres partidos para jugar ahí la gran final. Ese es el sueño y esta es la generación que nos permite soñar.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 2
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2