Plus ultra

Cultura · A.F.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
16 febrero 2011
Qué bien describe el artículo titulado "Plus ultra", de Fernando de Haro, la realidad de mi empresa, de los empleados (mis compañeros), mis jefes, los clientes, los empleados de algunas empresas clientes, incluso de algunos amigos de la Iglesia, de responsables de dirigir pastoralmente a nuestra Diócesis, de mis hermanos y cuñado, de mi familia...

Gracias porque nos ayudas a identificar la causa última que nos sigue haciendo herméticos a las cifras que muestras (resumen de la experiencia española de los últimos decenios). A saber, la desconfianza hacia nosotros mismos (los ingleses dirían ausencia de self-reliance), la falta de esperanza para poder construir alguno bueno, algo de lo que sentirse orgullosos, algo que contemplar al final (como hizo Dios en el día séptimo). Nos creemos dioses (con minúsculas), al mismo tiempo que nos alejamos del origen y sentido verdadero de nuestro deseo (orgullo) divino: el Dios Creador que construyó primero. Esto se reconoce, fácilmente, al comprobar que ya no tenemos "días séptimos". Porque nadie puede sentarse satisfecho a contemplar lo que no ha construido, lo que es mero producto de un trueque des-afectado y sin esfuerzo (con mucho riesgo alocado y desesperado, eso sí, pero sin ningún atrevimiento confiado).

Y todo porque, dándonos cuenta que nosotros solos no podemos, somos incapaces de movernos hacia otro, hacia Otro. Estamos auténticamente bloqueados. La crisis pareciera que no va con nosotros. Que es un problema de Merkel y los mercados, de ZP y su ideología, del PP y su falta de iniciativa, del vecino, de mi hermano, de…

Gracias, en fin, porque poniéndonos primero ´contra la espada o la pared´, nos has mostrado, después, que esa espada (en compañía de otros, en compañía de la belleza, fiado de la Belleza) no tiene filo. Y, además, es amiga.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2