Crónicas del Punt BCN

Pilar Rahola: ´El cristianismo ya no es una religión de poder y se vuelve a visibilizar la vigencia de su esencialidad´

Mundo · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 47
3 mayo 2018
PuntBCN ha recogido varios testimonios que han mostrado la necesidad de un encuentro desarmado entre las diferentes ideologías y sensibilidades. Allí donde las guerras, el hambre, las miserias del ser humano han arrasado con el corazón de los hombres, los pobres y débiles nos recuerdan la esencialidad del mensaje cristiano. La hospitalidad solo se entiende por la fuente de la que emana, evidente en aquél que no tiene nada, el necesitado.

PuntBCN ha recogido varios testimonios que han mostrado la necesidad de un encuentro desarmado entre las diferentes ideologías y sensibilidades. Allí donde las guerras, el hambre, las miserias del ser humano han arrasado con el corazón de los hombres, los pobres y débiles nos recuerdan la esencialidad del mensaje cristiano. La hospitalidad solo se entiende por la fuente de la que emana, evidente en aquél que no tiene nada, el necesitado.

El filólogo Jordi Amat fue el primero en presentar su libro “La conjura de los irresponsables”. En el encuentro el autor reflexionaba sobre los retos que la situación en Cataluña y España plantea a la política. Más allá de limitarse a una mera relación de hechos, Amat explicó cómo el desarrollo territorial de la Constitución del 78 ha generado un conflicto institucional que se explica con diferentes relatos poco realistas. Esto se enmarca en un fenómeno global, el de la crisis de representatividad, que evidencia que los Estados no responden a las necesidades del yo. Por todo esto, lejos de continuar generando interpretaciones, es necesario trabajar para neutralizar la confusión y hacer política para los hombres y mujeres. “Hay una falta de lealtad a una idea de consenso por parte de las Instituciones, por eso es necesario generar espacios de encuentro donde se pueda hacer frente a los problemas de las personas. El mundo con el que empieza el ‘procès’ es más simple que el que sale; será necesario entonces construir teniendo en cuenta los retos que vienen y la esperanza de la gente”.

Después Pilar Rahola presentó su libro “S.O.S Cristianos” con el periodista Fernando de Haro. Rahola subrayó el interés que el concepto cristiano de prójimo le genera, como idea original de la solidaridad que hay en el mundo. Por eso, como hija de la Ilustración, confesó que necesitaba entrar en la razón para comprender y defender a los cristianos, sobre todo en un siglo XXI que es el siglo del martirio. “Perdón y martirio son provocaciones poderosas al orgullo. El testimonio de estos mártires es testimonio de vida que con su humildad vence al poder y cambia la sociedad. Por todo esto y porque el cristianismo ya no es una religión de poder, se vuelve a visibilizar la vigencia de su esencialidad”. Asimismo Rahola fue muy crítica con el papel de la ONU en la cuestión de la falta de actuación en la persecución política. En medio de todas estas redes de poder, Rahola dijo que el cristianismo lanza un rayo de luz. “El cristianismo es un acontecimiento de luz en medio del desconcierto y la oscuridad de nuestra sociedad. A mí el cristianismo me interesa, y le interesa a mi sociedad”.

A primera hora de la tarde el ex militar afgano Farhad Bitani conmovió al auditorio con un testimonio que sentaba las bases para el diálogo interreligioso y la convivencia entre personas de diferentes identidades. Testimonió cómo la acogida de una familia cristiana hizo que él abrazara y entendiera la verdad del islam. Desde la misericordia y partiendo del deseo que es común a cualquier hombre, el deseo de belleza y bondad. Luego llegó el turno del Sindicato de Manteros de la ciudad de Barcelona y el padre Mussie Zerai. El representante de los manteros y promotores de la marca Top Manta mostró la dureza que viven las personas que llegan a la ciudad y criticó con firmeza las medidas contrarias a los derechos humanos que se aplican para contener la llegada de tantas personas y su inclusión en el sistema. “Llegas con patera, el CIE –que es más duro que la cárcel–, sin derechos humanos, y cuando crees que se queda ahí te enteras de que no podrás hacer nada, nada de lo que hagas será legal”. “Ropa legal, hecha por gente ilegal es un código que permite que la gente se ponga en nuestra piel. ¿Por qué la ropa puede circular libremente y una persona no? Podemos servir a este país en el que vivimos, somos creativos, tenemos la cultura de ayudarnos entre nosotros y vivir en comunidad”. Terminó con una lista de reivindicaciones de tipo normativo y pidiendo a la sociedad que no sea cómplice.

El padre Mussie Zerai fue incisivo denunciado la situación internacional, la caída de las evidencias morales en Europa basadas en la Carta de Derechos Humanos y la complicidad de todos los países, los medios de comunicación y las personas que en silencio conviven con el horror que nos llega. Primero mostró la dureza de las condiciones bajo las que viven estas personas en sus países de origen: abusos, torturas, esclavitud, etc. para dar visibilidad a la extrema necesidad que les obliga a lanzarse a buscar una situación digna. En su país, Eritrea, más de un millón de personas han abandonado su hogar en el último año. “Estos son los métodos que muchos países utilizan para contrarrestar la huida de estas personas. La UE paga a todos estos países (Sudán, Eritrea, Etiopía, Mauritania, etc.) para cerrar las fronteras, para impedir la fuga. Se han destinado 2.000 millones de euros. La Unión Europea dice ser democrática, dice defender los derechos humanos. Pero si cierras tus puertas a gente que huye de la guerra, del hambre, no eres democrático. La democracia no es depositar un voto, es un contenedor de valores”.

“En los últimos 15 años estamos asistiendo a una regresión de los derechos humanos, de la dignidad de las personas. Lo que afirman las políticas de la UE es que lo importante no es ser sino tener. ¿Por qué si el 70% de sirios han sido reconocidos como refugiados no han sido legalizados? ¿Por qué han tenido que arriesgar su vida?”. Zerai insistió en que los intereses económicos y de poder son finalmente el motor de las decisiones geoestratégicas, se refirió por ejemplo a la venta de armas de España a Arabia Saudita. Finalmente exhortó a los cristianos: “Acoger debería ser algo habitual para el cristiano, acoger al necesitado es acoger a Cristo”.

Noticias relacionadas

Política, un salto al vacío
Mundo · Giorgio Vittadini
Ante la crisis de gobierno en Italia, me viene a la mente una canción de Enzo Jannacci que dice: “Sigue adelante, Pascual, que la dignidad y la infamia quedan muy lejos”. ...
28 julio 2022 | Me gusta 0
Alianza reforzada
Mundo · Ángel Satué
Hace tiempo que han dejado de sonar las sirenas en la capital temporal de la Alianza Atlántica por un par de días, Madrid. ...
13 julio 2022 | Me gusta 0
La incertidumbre tiene un nombre
Mundo · Ángel Satué
Gran Bretaña se acostó esta semana desunida en torno a un problema más. Es increíble la capacidad de Boris Johnson de generar problemas, y tratar de resolverlos, generando uno mayor. ...
8 julio 2022 | Me gusta 3
Europa carnívora
Mundo · Gonzalo Mateos
Fue Luuk van Middelaar, habitual analista de la realidad europea, a quien en una de las conferencias almuerzo en el Bozar de Bruselas le oí decir algo que he recordado muchas veces después: “una Europa herbívora no puede sobrevivir en un universo de animales carnívoros”. ...
6 julio 2022 | Me gusta 3