Obstinadas urnas

España · P.D.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 633
26 septiembre 2016
Este lunes comienza el juicio por las tarjetas black de CajaMadrid. Pasarán delante del juez lo más granado de la partitocracia y la sindicatocracia española. La semana que viene se inicia el juicio por el caso Gürtel. Vamos a tener ración sobrada de corrupción. Hay una corrupción que encaja en los tipos penales. Y hay otra, quizás más grave, que consiste en ignorar la realidad e intentar blindarse frente a las urnas. De esa hemos tenido mucha desde hace nueve meses. El dictamen de las urnas es, sin embargo, testarudo. Y lo ha vuelto a ser en el elecciones gallegas y vascas.

Este lunes comienza el juicio por las tarjetas black de CajaMadrid. Pasarán delante del juez lo más granado de la partitocracia y la sindicatocracia española. La semana que viene se inicia el juicio por el caso Gürtel. Vamos a tener ración sobrada de corrupción. Hay una corrupción que encaja en los tipos penales. Y hay otra, quizás más grave, que consiste en ignorar la realidad e intentar blindarse frente a las urnas. De esa hemos tenido mucha desde hace nueve meses. El dictamen de las urnas es, sin embargo, testarudo. Y lo ha vuelto a ser en el elecciones gallegas y vascas. El PP que triunfa es del Feijóo; Sánchez ha conseguido que su partido pierda el liderazgo de la izquierda; el PNV no secesionista, que se aleja de la secesión y que pide perdón a las víctimas triunfa; Podemos ha venido para quedarse y Ciudadanos no cuaja fuera de las grandes ciudades.

Feijóo revalida su mayoría absoluta en Galicia. Su forma de hacer política convence aun en los momentos más difíciles. Ha combinado buena gestión con sensibilidad social y con una claridad rotunda en la crítica a la corrupción. Gana puntos para un desembarco en Madrid.

Algo parecido se puede decir del País Vasco. El PNV de Urkullu gana las elecciones después de una gestión realista, alejada de cualquier secesionismo. Ha sabido distanciarse del radicalismo de Bildu que resta apoyos después del fin de la violencia.

Por el contrario, el PSOE de Pedro Sánchez pierde mucho terreno en Galicia y en el País Vasco. Este PSOE, alejado de la socialdemocracia clásica, es difícil de distinguir de opciones más a la izquierda. Y los votantes prefieren el original a la copia. Por eso En Marea adelanta a los socialistas en votos en Galicia y se convierte en la cuarta fuerza en el País Vasco. En las dos Comunidades Autónomas el descalabro es relevante. Los socialistas siguen bajando escalones en una deriva que puede hacerlos irrelevantes.

Es fácil deducir de los comicios de este domingo una advertencia para el líder de los socialistas. Si Sánchez se empeña en formar gobierno con Podemos y los independentistas, corre el peligro de entregar el liderazgo de la izquierda a su más cercano competidor. Eso en un momento en el que Podemos y sus confluencias acusan la debilidad de haber perdido un millón de votos y de las divisiones internas.

Noticias relacionadas

Saber sumar
España · Gonzalo Mateos
Hace unos días Yolanda Díaz presentó en las Naves del Matadero Sumar, su nuevo proyecto político. “Hoy impulsamos un movimiento ciudadano en el que el protagonismo es vuestro, sois vosotros los que vais a sumar. Esto no va de partidos, no va de siglas, va de pensar un país mejor (…)....
15 julio 2022 | Me gusta 5
¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!
España · Gonzalo Mateos
Desmontemos dos mitos que en España se toman por axiomas. El primero es que en educación es imposible llegar a acuerdos. No es cierto, los vemos alcanzar casi a diario. ...
22 junio 2022 | Me gusta 5
Coalición vs colisión
España · Gonzalo Mateos
Aunque nos parezca extraño, lo normal es la coalición. Recuerdo la cara de asombro de mis amigos europeos cuando en una cena les dije que en España nos había costado cuarenta años de democracia lograr tener un primer gobierno nacional de más de un partido. ...
25 mayo 2022 | Me gusta 6