Pascua 2011

O ahora o nada: de la insuficiencia del patrimonio cristiano

Mundo · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
25 abril 2011
"Si Cristo no ha resucitado nuestra predicación carece de sentido y vuestra fe lo mismo (1 Co 15,14). La fe cristiana se mantiene o cae con la verdad del testimonio de que Cristo ha resucitado de entre los muertos. Si se prescinde de esto, aún se pueden tomar de la tradición cristiana ideas interesantes sobre Dios y el hombre, sobre su ser hombre y su deber ser -una especie de concepción religiosa del mundo-, pero la fe cristiana queda muerta. En este caso, Jesús ya no es el criterio de medida; el criterio es entonces únicamente nuestra valoración personal que elige de su patrimonio particular aquello que le parece útil. Y eso significa que estamos abandonados a nosotros mismos".

Con esta larga cita del último libro del Papa, Jesús de Nazaret, la gente de Comunión y Liberación ha hecho público su manifiesto de Pascua. Es una de las prácticas de este movimiento eclesial tan poco convencional. Se escriben manifiestos sobre las elecciones, sobre las capillas atacadas, ¿pero sobre la Pascua? ¿Acaso ha pasado algo sobre lo que haya que pronunciarse? La Pascua está en el calendario litúrgico, está prevista.

El párrafo del Papa si no estuviese en su libro de Jesús de Nazaret podría pensarse que está escrito para España. Esa España en la que un gran patrimonio de cristianismo, de santos, de héroes, no impide que muchos estén solos por muy herederos de la tradición católica que sean. Ni la nación fraguada en la cristiana reconquista frente al islam, ni Teresa de Ávila, ni Francisco Javier, ni San Ignacio, ni el derecho de gentes, ni la evangelización de América ni tantas glorias de nuestro pasado, ni la permanencia de un cierto humus de valores puede arrancarnos del abandono a nuestro particular criterio. Todos los héroes y todos los santos, todos los buenos valores y la gloriosa tradición dependen de que hoy podamos volver a hacer la experiencia de aquellas buenas mujeres de Galilea que iban a embalsamar un cadáver y se encontraron con un Resucitado.

"Lo que sabemos", dice también ese manifiesto con palabras de Giussani "o lo que tenemos llega a ser experiencia sólo si es algo que se nos da ahora: hay una mano que nos lo ofrece ahora, hay un rostro que viene hacia nosotros ahora, hay una sangre que corre ahora, hay una resurrección que acontece ahora. ¡Sin este ahora no hay nada!".

Noticias relacionadas

La violencia nunca es la última palabra
Mundo · Pierluigi Banna
Este año Pentecostés no solo se celebró en la iglesia de San Francisco en Owo (Nigeria) sino que se “consumó”. El martirio, que nunca debe buscarse directamente, siempre representa un reclamo potente al verdadero sentido de Pentecostés, no solo para los cristianos sino también para quien...
17 junio 2022 | Me gusta 1
Elecciones legislativas francesas: LIF y 3i
Mundo · Ángel Satué
En Francia hay elecciones legislativas este fin de semana. Una nueva primera vuelta, en un país que viene dividido de serie de las elecciones presidenciales, y que se dividirá aún más políticamente si en cada circunscripción se va a una segunda vuelta, pues en estas se vota para que otro no...
10 junio 2022 | Me gusta 2
En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0
El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2