Editorial

Nuestro voto en las presidenciales USA

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
3 octubre 2013
Cierre frenético de campaña en laspresidenciales estadounidenses. Cuando faltan horas para que se abran loscolegios electorales, se mantiene el empate técnico entre Obama y Romney. Siacaso tiene una ligera ventaja el actual presidente que está dos puntos pordelante en dos de los swing states decisivos: Ohio y Florida.Obama intenta ganar votos recordando que "capturó" a Bin Laden y que supolítica ha mantenido abiertas las factorías automovilísticas de Detroit. (Lode Bin Laden, dicho sea de forma rápida, no fue un acto de justicia como dijoen su momento el presidente sino una suspensión inadmisible del Estado deDerecho). Romney por su parte recuerda una y otra vez que el paro sigue cercadel 8 por ciento.

La campaña de las presidenciales ha puestode manifiesto la pobreza de horizontes ideales de la vida política. EstadosUnidos ya no es el imperio, el planeta se ha hecho multipolar. Pero el mundooccidental sigue teniendo en el país de Jefferson una de sus referenciasfundamentales. Y ninguno de los dos líderes que aspiran a la Casa Blanca hapresentado un proyecto a la altura de los retos del momento para esta segundadécada del siglo XXI. Ni en el terreno económico ni en el social. Tampoco en elinternacional. Y el asunto es grave porque seguimos en la crisis más grave delos últimos 50 años.

Obama ha perdido gran parte del carismaque tenía, ya no es el aspirante fresco que se presentaba como alternativapost-ideológica a los desmanes de Bush. En lo económico no ha sido innovador.Se ha limitado a aplicar las soluciones que los economistas de escuela hancreído más convenientes. Lo principal ha sido inyectar liquidez en el sistemamonetario para evitar una recesión crónica. En lo social más que un radical seha convertido en un oportunista. Ha dado satisfacción a las aspiraciones de los liberals delas dos costas. Y ha sido incapaz de superar la dramática polarización de unpaís en el que el consenso siempre fue una regla de oro. Es difícil precisar elperfil de Rommney. Su política al frente del Estado de Massachusetts fue unapolítica de centro, casi de centro izquierda si la evaluamos con los parámetrosnorteamericanos. Su gran argumento durante la campaña ha sido apostar por unabajada de impuestos para favorecer la creación de empleo y la reducción deldéficit. Como nadie sabe bien qué hacer, los republicanos, sobre todo elaspirante a la vicepresidencia, Ryan, apuesta por fórmulas de los años 80:disminuir la presión fiscal para favorecer la reactivación.

En política exterior las diferencias sonmínimas. Romney gastaría más en Defensa, sería más duro con Rusia, y a lo mejorse acercaría más a Europa. Pero no habría cambio en Oriente Próximo y laobsesión seguiría siendo Asia, sobre todo China. Una administración republicabadifícilmente sería más exigente en materia de derechos humanos con el GiganteAsiático. 

Los criterios de voto para un católico sonsencillos: libertad para la Iglesia, subsidiariedad y solidaridad. Criteriosque sirven para superar el dualismo que afecta en Estados Unidos tanto a losllamados católicos conservadores como a los católicos progresistas. No se tratade escoger entre los valores de la derecha y los valores de la izquierda.

¿Y qué se puede decir de la aplicación deesos criterios? Es difícil que la política de Romney mejore la situación de laclase media, sobre todo en el corto plazo. Uno de los grandes retos socialesque tiene planteados en este momento Estados Unidos es el de la inmigraciónilegal. Hay casi 12 millones de inmigrantes ilegales, la mayoría hispanos, queno tienen por delante ninguna expectativa de regularización. Se les emplea enlos trabajos que nadie quiere hacer y viven siempre con la amenaza de laexpulsión. Obama ha "perdonado" a los más jóvenes. Pero el asunto sigue sinresolver. El actual presidente podría haber puesto en marcha una reforma enprofundidad cuando tenía mayoría en las dos cámaras pero no lo hizo. Es difícilque las bases de partido republicano permitan a Romney hacer un cambio en estecampo.

Obama con su reforma sanitaria haintentado acercar a Estados Unidos al modelo europeo. Lo que podría habertenido efectos positivos en el terreno de la salud ha provocado que se copie lomás negativo de algunas políticas del Viejo Continente en materia de libertadreligiosa. Al obligar a las obras católicas a financiar para sus empleados lacontracepción, e incluso la interrupción del embarazo, se aplica una fórmulaajena a la tradición estadounidense. Desde que los peregrinos del Mayflowerllegaron a las costas de Cape Cod, la cultura política de Estados Unidos se habasado siempre en el respeto a la identidad de los que construían sociedad ypaís. Obama ha usado el lema America is back. Su empeño en limitar lalibertad supone que America is going down en uno de sus rasgosmás distintivos.

Todo esto no significa que un segundomandato del actual presidente suponga una debacle. Será un reto para loscatólicos estadounidenses. Con menos libertad tendrán que aprender, como todos,a ser más esenciales y más creativos. Un segundo mandato de Obama será unainvitación a superar la identificación de la fe con ciertas posiciones moraleso con ciertos estereotipos sociales. En Estados Unidos, como en muchos otrossitios, queda un largo y apasionante trabajo para que se purifique el moldecultural sobre el que se vierte la experiencia cristiana. El cristianismo no esun complemento o un consuelo espiritual. No es una ética para gente con éxitoni el refugio de los perdedores. No es el complemento de un paisaje ordenado deantemano. Es de otra naturaleza. Es la certeza de una plenitud que lo juzgatodo, que lo cambia todo. Desde dentro. 

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6