No va a rendirse

España · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
25 mayo 2010
Fuego amigo. El Público, el periódico de Roures, el rotativo más cercano, el de los que juegan al baloncesto con el presidente en Moncloa, este lunes titulaba en portada: "El PSOE se desploma y el PP se estanca". La encuesta daba 6,3 puntos de ventaja al centro-derecha.

Rajoy salía mejor valorado que Zapatero (www.publico.es/espana/314915/psoe/cae/queda/puntos/pp). Este martes Miguel Ángel Aguilar, un hombre que no habría dado un paso adelante sin el consentimiento de los responsables del Grupo Prisa, pedía en su columna de El País el relevo del presidente del Gobierno. Después de hacer una loa y de pintarlo como una víctima de la derecha, que no aceptó su triunfo en 2004, añade: "son momentos propicios para interiorizar la desazón que las encuestas agudizan, y en ese contexto es cuando un presidente empieza a considerar si la mejor contribución, la más valiosa para el país, como ya le sucediera a Adolfo Suárez, podría ser la de ceder el paso". Le deja, eso sí, la solución de cambiar de Gobierno y formar un equipo con los más capacitados (www.elpais.com/articulo/espana/presidente/Zapatero/circunstancias/elpepunac/20100525elpepinac_21/Tes).

¿Indica la presión de los "medios amigos" que tendremos elecciones pronto? La pasada semana el Tesoro no consiguió colocar la totalidad de las letras a 12 y a 18 meses, a pesar de haber aumentado la rentabilidad en el 80 por ciento. Para colocar la emisión de la deuda a corto plazo esta semana ha sido necesario aumentar su rentabilidad un 169 por ciento. El informe elaborado por el Fondo Monetario Internacional, que forma parte del protectorado que gobierna la economía española, integrado también por Francia y Alemania, ha sido demoledor. No hay un parámetro positivo. Tenemos, explica el FMI, "un mercado laboral disfuncional, una burbuja inmobiliaria venida a menos, un gran déficit fiscal, un enorme nivel de endeudamiento externo y del sector privado, un anémico crecimiento de la productividad, una competitividad débil y un sector financiero con bolsas de debilidad". Más detalles en http://www.imf.org/external/spanish/index.htm.

El Gobierno parece dominado por el desconcierto, el lunes prohíbe en el BOE que los ayuntamientos sigan endeudándose y el martes da marcha atrás y lo autoriza hasta final de año. Improvisación sí, pero no descontrol. No piensa tirar la toalla. Mikel Buesa ha analizado en su blog (http://mikelbuesa.wordpress.com) cómo ha quedado efectivamente el recorte, destaca que el tijeretazo en infraestructuras se ha suavizado. "Zapatero -explica Buesa- ha abandonado definitivamente los principios políticos que habían inspirado hasta ahora su acción de gobierno (…). Todo hay que decirlo, si comparamos estas cifras con las que se difundieron hace unos días, el recorte de las inversiones se ha bajado a la mitad, seguramente porque los socios ocasionales del Gobierno en Cataluña y el País Vasco le han presionado lo suficiente".

Esa presión explicaría también el cambio en la regulación de la deuda de los ayuntamientos. Todo indica que el presidente se está trabajando el terreno para un apoyo suficiente en la votación de los presupuestos. Por lo pronto, para la cita electoral más inmediata, la de las elecciones catalanas, ya ha tomado la iniciativa. Tras la comparecencia multilingüe de Montilla en el Senado, ha vuelto a mostrar su capacidad en el regate corto con una propuesta de renovación del Constitucional que es una trampa para el PP. Acepta inicialmente a sus candidatos para recusarlos después.

Vuelve a ganar alguna iniciativa, intenta congratularse con los votantes del PSC y vuelve a coger a la oposición con el pie cambiado. España se cae a trozos pero Zapatero no se va a rendir, el cambio tardará en llegar y requerirá no sólo desgate sino ilusión y una modificación de la mentalidad en amplios sectores de la población todavía no se ha producido.

Público, después de su portada, en un artículo firmado por José Luis de Zárraga, afirmaba que "el efecto que la decisión de Zapatero tenga sobre el voto podría no ser el que la mayoría espera o teme. Al fin y al cabo, todo el mundo, y en primer lugar sus votantes, lleva meses pidiéndole que gobierne". Es, sin duda, un buen deseo del articulista, un argumento muy en la línea de lo que está sosteniendo José Blanco. Pero indica que el ciclo político no se va a terminar solo. Queda todavía recorrido para que una parte de sus votantes perciba claramente que Zapatero no puede sucederse a sí mismo. Es una tarea que la clase política, como tantas otras, no está haciendo.

Noticias relacionadas

Un mena: 4.700 euros
España · C.M.
Lo que más me entristeció de ese día fue tener la tentación de mirar hacia otro lado. ...
3 mayo 2021 | Me gusta 5
Aprender de la crisis para descubrir lo que nos une
España · Ignacio Carbajosa
A veces es necesario un ejercicio de razón, ligado a la memoria, para sorprender en acción “eso que nos acomuna”, de modo que podamos caer en la cuenta de que es mucho más real, concreto y digno de atención que las descalificaciones que gratuitamente lanzamos de un bando a otro. ...
28 abril 2021 | Me gusta 33
Votar y reconstruir
España · Compañía de las Obras
El 4 de mayo los madrileños elegirán a sus representantes en la asamblea regional. Las citas electorales son siempre ocasión para mirar lo que ha sucedido, tomar conciencia de lo que aún no está resuelto y hacer propuestas para mejorar. ...
28 abril 2021 | Me gusta 11