Meeting Rímini

No un discurso, el otro

España · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2.336
21 agosto 2016
Lo que marca la diferencia del Meeting, quizás de un modo inconsciente,  es que el valor del otro antes que ser teorizado, pensado o defendido, sucede. El Meeting está poniendo delante de miles de personas a protagonistas de un mundo en transición que han aprovechado el recurso del otro para  desarrollar una gran estatura humana.

No ha sido solo el arranque. El Meeting de Rimini parece querer tomarse en serio el lema: “tú eres un bien”.  En la política, en la cultura, en lo religioso. Pero digámoslo rápidamente. A estas alturas de la edición de 2016, habría que constatar un rotundo fracaso si el Meeting se hubiera dedicado simplemente a defender el valor del otro. Está bien contrarrestar la narrativa de la  identidad conflictiva que ha generado la globalización. Pero no se construyen  discursos en favor del valor de la persona y del respeto a los demás sin hacer en cierto modo el ridículo o sin alimentar un escepticismo impotente. Cuando el otro es el chivo expiatorio global al que se le hace pagar la  insatisfacción de no saber hacia donde va el mundo, incluso el discurso justo, moralmente preciso,  genera más cansancio.

Lo que marca la diferencia del Meeting, quizás de un modo inconsciente,  es que el valor del otro antes que ser teorizado, pensado o defendido, sucede. El Meeting está poniendo delante de miles de personas a protagonistas de un mundo en transición que han aprovechado el recurso del otro para  desarrollar una gran estatura humana. La necesidad del otro siempre es teorizada desde un sistema cerrado, como un añadido que no es capaz de superar la cerrazón de los sistemas ideológicos. A menos que se vea  en acto a los testigos que han construido su personalidad acogiendo como una riqueza la circunstancia de otros rostros. Otros rostros  con un pensamiento y una afectividad diferente, que pueden tener incluso una apariencia enemiga. Si el valor del otro sucede se puede hacer cultura nueva, si no es moralismo.

Noticias relacionadas

Saber sumar
España · Gonzalo Mateos
Hace unos días Yolanda Díaz presentó en las Naves del Matadero Sumar, su nuevo proyecto político. “Hoy impulsamos un movimiento ciudadano en el que el protagonismo es vuestro, sois vosotros los que vais a sumar. Esto no va de partidos, no va de siglas, va de pensar un país mejor (…)....
15 julio 2022 | Me gusta 5
¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!
España · Gonzalo Mateos
Desmontemos dos mitos que en España se toman por axiomas. El primero es que en educación es imposible llegar a acuerdos. No es cierto, los vemos alcanzar casi a diario. ...
22 junio 2022 | Me gusta 5
Coalición vs colisión
España · Gonzalo Mateos
Aunque nos parezca extraño, lo normal es la coalición. Recuerdo la cara de asombro de mis amigos europeos cuando en una cena les dije que en España nos había costado cuarenta años de democracia lograr tener un primer gobierno nacional de más de un partido. ...
25 mayo 2022 | Me gusta 6