`No sé qué me falta`

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 166
29 octubre 2013
La Balada en Sol Menor op. 23 es una de las obras más hermosas compuestas por Chopin. La belleza de esta obra habla por sí sola y merece que se le dedique el tiempo de escucharla sin ningún tipo de distracción “internetera” para poder gozarla de verdad. No obstante, y sin ánimo de agotar todo lo que se podría decir de Chopin y de sus composiciones, quisiera señalar brevemente algunas cosas que me han parecido interesantes al escuchar esta pieza.

La Balada en Sol Menor op. 23 es una de las obras más hermosas compuestas por Chopin. La belleza de esta obra habla por sí sola y merece que se le dedique el tiempo de escucharla sin ningún tipo de distracción “internetera” para poder gozarla de verdad. No obstante, y sin ánimo de agotar todo lo que se podría decir de Chopin y de sus composiciones, quisiera señalar brevemente algunas cosas que me han parecido interesantes al escuchar esta pieza.

Frédéric Chopin nació cerca de Varsovia en 1810. Muy pronto demostró unas dotes extraordinarias para el piano (instrumento en el que fue iniciado por su madre) y la composición. Tras dar numerosos e importantes conciertos en Polonia y otros lugares, abandonó su tierra natal en noviembre de 1830, con apenas 20 años, para trasladarse a París. Aunque en ese momento él lo ignoraba, nunca podría regresar a Polonia.

Dotado de una finísima sensibilidad musical y humana y de un gran amor por la literatura, Chopin obtuvo en vida  un gran reconocimiento por su genialidad en toda Europa y se codeó con las más importantes figuras de la cultura de su tiempo. A pesar de esto, la nostalgia de su tierra y de sus raíces le acompañó durante toda su vida y marcó profundamente su obra.  En sus últimos años, los problemas de salud y económicos , así como el abandono de su amiga la escritora George Sand, le ocasionaron innumerables sufrimientos. Finalmente moriría  de tuberculosis en París, con tan solo 39 años.

La Balada op. 23 es la primera de una serie de cuatro que compuso Chopin. Escrita antes de su partida a París, es, por tanto, una obra de juventud. Esto no impide que esté atravesada por una gran dramaticidad, sorprendente en un compositor de tan pocos años y experiencia de la vida. Pero no es tan admirable si tenemos en cuenta las palabras que, por las mismas fechas escribía el propio compositor en su diario:

“La tristeza se ha apoderado de mí. ¿Por qué? Ni siquiera la música me consuela hoy. Es ya muy tarde, y no tengo ganas de dormir; no sé qué me falta, y tengo ya más de veinte años”. (cit. por Pier Paolo Bellini en “Sonidos de Nostalgia”, colección Spirto Gentil).

En la Balada también hay un motivo que se repite insistentemente, como si fuera una pregunta apremiante que no encuentra respuesta. Este motivo es enunciado por el compositor al inicio de la Balada (min. 0:33) y repetido varias veces en el desarrollo de ese primer tema. Incluso en el segundo tema, cuando la música se torna más luminosa y alegre (min. 2:56), el motivo reaparece  (min 4:19). Esto mismo sucede en la segunda exposición del segundo tema (min. 4:54), mucho más afirmativa y rotunda en su alegría, pero  que vuelve a la pregunta del principio (min.7:13). Es como si la más cálida felicidad no pudiera acallar los interrogantes que el compositor plantea al principio de la obra. Parece un anuncio de lo que sería la vida de Chopin, es decir, un retrato de la continua nostalgia de definió su existencia. ¿No les parece que esta nostalgia nos define también a nosotros? ¿No es esta obra una “lente sonora” que nos ayuda a ver mejor cómo somos?

Noticias relacionadas

Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 2
La política y las identidades
España · F.H.
Es nefasto que la religión se convierta en política. Sabemos lo que eso significa en la India, en Pakistán, en Oriente Próximo y en algún rincón más del mundo. Es nefasto que la religión se convierta en política pero es casi tan nefasto o más que la política se convierta en religión. ...
26 mayo 2021 | Me gusta 4
El penúltimo escalón de la razón
España · F.H.
El niño que me pidió limosna me dio el bendito momento en el que te implicas, en el que el búnker de tu profesionalidad neutra se abre y te sale de la cabeza una pregunta: ¿qué será de él?...
21 mayo 2021 | Me gusta 7
La libertad más allá de los moralistas
España · F.H.
La pandemia, mira por dónde, ha vuelto a poner de moda la palabra libertad. En realidad para nosotros, la gente moderna, la palabra libertad siempre ha estado de moda, ha sido quizás la palabra esencial, la más importante, la que más nos ha hecho vibrar. ...
12 mayo 2021 | Me gusta 6