Negociaciones en Ginebra y bombas en Homs, así es el ´método´ de Arabia Saudí

Mundo · Patrizio Ricci
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.386
28 febrero 2017
Las negociaciones de paz de Ginebra entre el gobierno sirio y la oposición armada que dieron comienzo el 23 de febrero está previsto que lleguen a su fin el próximo viernes 3 de marzo. El principal obstáculo es que las facciones líderes de Riad son las más representativas y tratan de excluir a cualquier otro grupo opositor que no apruebe la intransigente visión saudí.

Las negociaciones de paz de Ginebra entre el gobierno sirio y la oposición armada que dieron comienzo el 23 de febrero está previsto que lleguen a su fin el próximo viernes 3 de marzo. El principal obstáculo es que las facciones líderes de Riad son las más representativas y tratan de excluir a cualquier otro grupo opositor que no apruebe la intransigente visión saudí.

Los métodos de persuasión son los habituales, pero las negociaciones se vieron empañadas el sábado por un sangriento atentado en Homs. Seis terroristas suicidas pertenecientes al grupo Fateh al Sham (Al Nusra) se hicieron estallar durante un encuentro entre el general dedicado a la seguridad local y algunos de sus superiores directos que se habían desplazado hasta allí procedentes de Damasco. Las deflagraciones acabaron con la vida de más de cuarenta personas entre militares y civiles.

Dada la influencia que Arabia Saudí ejerce en este grupo, no se descarta que Al Nusra haya cometido este atentado justamente para incrementar el peso específico de sus patrocinadores en las negociaciones de paz. Por otro lado, los estrechos vínculos que unen Al Nusra con Arabia Saudí no son ningún misterio, pues hay numerosos documentos reservados traspapelados en Wikileaks que revelan que “los gobiernos de Arabia Saudí y Qatar siguen proporcionando ayuda financiera y logística clandestina al Isis y a otros grupos radicales sunitas”.

Ya lo reconoció el mismísimo vicepresidente americano Joe Biden en una conferencia a los estudiantes de la Universidad de Harvard en 2014. En aquella ocasión, Biden señaló a Turquía, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes como los países más determinantes para derrocar a Assad. Biden también detalló que ellos habían proporcionado “cientos de decenas de millones de dólares y toneladas de armas a todos aquellos que luchaban contra Assad”. El vicepresidente especificó que las personas que recibían ese suministro pertenecían al grupo terrorista Al Nusra, incluyendo todos los grupos afiliados a Al Qaeda y los elementos extremistas yihadistas procedentes de todos los rincones del mundo. También afirmó que los países del Golfo seguían armando a los grupos terroristas a pesar de la contrariedad americana y que los grupos beneficiados incluían también el Isis.

Según el vicepresidente estadounidense aquel apoyo continuó hasta 2014, cuando hasta los países del Golfo comprendieron que los grupos que estaban abasteciendo habían llegado a ser peligrosos incluso para ellos. En una entrevista en el periódico alemán Kölner Stadt-Anzeiger realizada en Alepo, el líder de Al Nusra, Abu Al Ezz, confirmó todo lo dicho por el vicepresidente Biden salvo que ese apoyo hubiera terminado.

La presencia de consejeros militares extranjeros en las filas de Al Nusra poco antes de que el este de Alepo fuera liberado demuestra que el apoyo externo continúa. Su filtración se acordó con los rusos y la reveló el representante sirio de la ONU, Jafari. En conclusión, la administración Obama lanzó una intensa campaña de asesinatos contra líderes de Al Qaeda justo cuando se acababa su mandato presidencial, como para guardar rápidamente todo el polvo debajo de la moqueta. Estas misiones consiguieron que algunos testigos incómodos desaparecieran pero dejaron intacto el potencial ofensivo de Al Nusra contra el gobierno sirio.

La última contribución para hacer descarrilar las negociaciones de paz ha sido un borrador de resolución de la ONU elaborado por Francia y Gran Bretaña contra el gobierno sirio por el uso de armas químicas. Sin embargo, el representante ruso de la ONU, Vladimir Safronkov, ha adelantado que esta resolución, “basada en pruebas insuficientes y en investigaciones todavía en curso”, será bloqueada por el veto.

La iniciativa franco-británica y los atentados demuestran que Siria, la nació que ha pagado el precio más caro en términos de vidas humanas y destrucción por el terrorismo de otros, sigue estando marginada y aislada de Occidente. Y no solo eso: Siria es considerada por Estados Unidos uno de los tres estados que exporta terrorismo a todo el mundo en su Export Administration Act. En cambio, premia a quien financia la difusión del wahabismo por el mundo, la interpretación saudí del islam de la que nace el Isis y sus diversas declinaciones.

Noticias relacionadas

América se enroca (parte II)
Mundo · Ángel Satué
Después de analizar el plano estratégico en el artículo titulado “La retirada de América”, el autor se adentra en el estimulante plano ideológico....
17 septiembre 2021 | Me gusta 2
La retirada de América (parte I)
Mundo · Ángel Satué
Tras las elecciones norteamericanas la Administración Biden tomó el testigo de la trumpista en la retirada de EE.UU. de Afganistán. Trump siguió la estela de la Administración Obama, de la que Biden fue vicepresidente....
9 septiembre 2021 | Me gusta 8
Alfombras de guerra
Mundo · Giuseppe Frangi
Una de las riquezas tradicionales de Afganistán era el comercio de alfombras, pero sus motivos decorativos han cambiado mucho. ¿Será posible volver atrás?...
8 septiembre 2021 | Me gusta 1
¿Emirato o califato? El dilema talibán
Mundo · Martino Diez
La reconquista de Afganistán pone al movimiento fundamentalista ante una encrucijada, pero también plantea el problema del fracaso cultural de Occidente y el de nuevos equilibrios de poder tras la retirada americana....
7 septiembre 2021 | Me gusta 2