Música para oír

España · Enrique Chuvieco
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
3 octubre 2013
Sin reparos para consentir que son más de los que están, os propongo algunos discos aparecidos en los últimos meses. Creo que tienen la suficiente calidad para oírlos en Spotify, aunque no los compréis y para que echéis un vistazo a esta crónica musical poliédrica que os puede dar pistas de qué escuchar y disfrutar. Algunos que no están aquí han salido anteriormente en comentario monográfico más amplio:

Art Garfunkel, The singer. Tras su enfermedad, Garfunkel, célebre por el dúo con Simon, que les convirtiera en el más popular del mundo en los 60 y principios de los 70, vuelve con versiones de algunos temas con que nos engancharon en aquellos años y otros de diversos artistas. Dos cedés componen este trabajo de quien fue una voz prodigiosa y la ha recuperado tras sufrir una enfermedad, por la que ha declarado que da gracias a Dios.

Best Coast, The only place. En 2009 aparecía el primer disco de esta banda de indie rock, aunque son bastante guitarreros y con construcción basada en la percusión como para no significarles simplemente en "poperos". Además, su cantante, Bethany Cosentino, tiene esa voz dulce de contra alto que la capacita para baladas y para temas más veloces, como es el pupurri de este disco. Muy bailables estos norteamericanos y fáciles de escuchar.

Cat Power, Sun. La cantante estadounidense nos trae un disco con ecos, coros y vibraciones electrónicas. Transita por la música electrónica y sorprende en otros temas con acordes latinos. La exploración es la aventura musical de este disco de buena producción, que hace el noveno en su carrera desde que en 1995 entrara en el panorama musical con Dear sir. Conviene no perderse estos sonidos porque hablan de una personalidad distinta para la música.

Dexys, One day I'm going to soar. Tras 30 años sin acercarse por los estudios, el grupo británico nos vuelve a traer el soul-pop últimamente más vitamínico, carácter con el que imprimieron sus temas allá por los ochenta. Una sección de viento musculosa, un conjunto que sabe repartir melodías lentas y otras que se aceleran en los medios tiempos y la voz envolvente de Kevin Rowland, que, a pesar del paso de los inviernos, guarda timbre y cadencia de quien se zambulle en lo que canta. 

Dr. John, Locked down. Blues y sonido de Nueva Orleans vuelven a ser las señas distintivas en este nuevo trabajo de Dr. John. Lejos queda aquel 1959 en el que alumbró su primer disco. Composiciones muy marcadas por los acordes repetitivos que ensamblan cada tema; la compañía de coros y sección de viento, dan forma a la expresión de Dr. John, un bluesman blanco clásico.

Estrella Morente, Autorretrato. Disco ideado por su padre, Enrique, antes de su fallecimiento, todavía no esclarecido, en el que encontramos, además, de flamenco, ritmos cubanos, habaneras y jazz. Este eclecticismo lo aprendió Estrella de su progenitor, incansable para arrimar al flamenco otras formas musicales de raíces. Colaboran Michael Nyman y Pat Metheny.

Green Day, ¡Uno! Guitarreros y sin respiros se van dando los cortes del nuevo trabajo de los californianos. A este primero le seguirán -ya los tienen también grabados- ¡Dos!, y ¡Tré! Los entusiastas del punk-rock disfrutarán con los riff puntiagudos, los mazazos del batería Tré Cool y los desgañitamientos del carismático Billie Joe Armstrong. Muchos seguidores para el grupo al que Rolling Stones subió al podio más alto de bandas punk de todos los tiempos.

Jack White, Blunderbuss. Cantante de varios grupos, guitarrista reputado y multiinstrumentista precoz, White desborda en este álbum resonancias del rock and roll de los sesenta, por el que desde sus 16 años sintió predilección. Su voz traza la estela de Little Richard o Jerry Lee Lewis en composiciones clásicas, en construcción interna e instrumentación. Integrante de una familia de diez hermanos y con sus padres trabajando para la diócesis de Detroit, bromea socarronamente con que pudo haber acabado en el seminario de Wisconsin pero entendió que allí no iban a aceptar su amplificador.

Noticias relacionadas

El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 5
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 5
Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 3