Música de las esferas

España · José María Gutiérrez Montero
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 481
22 octubre 2013
Una música que siempre suena, aunque no la escuchemos. Algo que siempre estuvo allí, y porque ha sonado siempre, nuestros oidos se han acostumbrado a no percibirla. La música terrestre es una imitación, que sigue el modelo de la música de las esferas. A grandes rasgos, es de lo que nos habla, o dicen que nos habla, la teoría de las esferas, que sin embargo, nos ha resultado muy útil a lo largo de la historia de la música a la hora de definir intervalos, afinación, armonías, etc.

Una música que siempre suena, aunque no la escuchemos. Algo que siempre estuvo allí, y porque ha sonado siempre, nuestros oidos se han acostumbrado a no percibirla. La música terrestre es una imitación, que sigue el modelo de la música de las esferas. A grandes rasgos, es de lo que nos habla, o dicen que nos habla, la teoría de las esferas, que sin embargo, nos ha resultado muy útil a lo largo de la historia de la música a la hora de definir intervalos, afinación, armonías, etc. Mucho tiene que agradecer Justin Bieber a los pitagóricos, si es que los conoce.

La obra que comentamos hoy tiene como título, precisamente ´Música de las esferas´, y está compuesta para banda, por el compositor inglés Philip Sparke, en el año 2004. Destacando lo positivo, la obra parte de la fascinación del autor acerca del orígen del universo.

La obra comienza con un solo de trompa, presentando el tema, con una melodía con la que estaremos familiarizados el resto de la obra. En esta sección (t=0), se nos ilustra el punto de masa infinita que las teorías sitúan en el orígen del Big Bang, reflejado también en la serie de colisiones e impactos que podemos escuchar posteriormente, a modo de descripción.

A toda esta estelar descripción sigue un movimiento lento, ´The lonely planet´, en la que el solo de trompa es tomado por el clarinete, el fagot y el corno inglés. Un planeta solitario, en busca de compañía, que sorprendentemente lleva también inscrito el solo del inicio. Hay algo del orígen del universo inscrito en el orígen de este planeta solitario. Un solo que se va desarrollando, no es sólo lo que comenzó, sino que la melodía va surgiendo como de una fuente. Una creatividad nueva que sin embargo, no puede negar su orígen, su t=0.

Después de una sección ´movida´, ´Asteroids&Shooting stars´, viene la sección ´Harmonia´. Como ya adelantaba la intuición de los pitagóricos, hay algo en el modo de ser (perdón, en el hecho de ser) del Universo entero, de las proporciones entre los planetas, que guarda asimismo proporción con el mundo que vemos, olemos, tocamos y escuchamos. Una melodía ancestral se hace visible en nosotros, como si en el nacimiento de cada persona la formación del mundo se volviese a repetir una vez más, cada vez con un color diferente, pero con el mismo motivo de fondo.

Pero lo que me hace apreciar esta obra es el movimiento final, ´The Unknown´. Si hubiese terminado con aquel pasaje tan armónico, hubiese sido espectacular, aún faltando algo. Pero este último movimiento sitúa la perspectiva. En efecto, no trata de llegar a un punto impostado, sino que todo lo que existe, las estrellas, los planetas, las proporciones, la belleza, guardan dentro de sí una llamada a lo desconocido. La energía del hombre tiende a entrar en lo desconocido, de ahí nace la creatividad. El hombre, el punto donde la realidad toma conciencia de sí misma, se vuelve verdaderamente hombre cuando secunda este deseo de entrar en lo desconocido, cuando busca conocer.

Todo parece existir para que el hombre se realice verdaderamente, igual que el hombre parece existir para que lo que existe desvele su naturaleza. Todo parece llamar a esta revelación pero, ojo. Una revelación de estas características, no puede ´cortar las alas´ al hombre, porque iría contra su propia naturaleza. La necesidad humana que hemos descrito sólo se puede ver respondida si esa revelación abre aún más su creatividad, si aún hablando en términos tangibles para el hombre, tiene la capacidad de abrir al Misterio, en tanto que Misterio.

Lo que sucede en esta obra, como lo que sucede en la realidad, tiene un punto misterioso que, como en todo el universo, no se impone a nuestra libertad. Así, el reconocer que toda esta cadena de sucesos se deben a una casualidad, a una fuerza misteriosa, o incluso el nombre de dicha fuerza, no es algo que la realidad imponga, nada que estemos obligados a afirmar por la fuerza, ni que se deba impostar gratuitamente. Esto se afirma desde la experiencia, y a través de la libertad. Nos jugamos algo muy serio como para andar afirmando mitos a la ligera.

Pero hay algo que no se puede dejar pasar. La fascinación del autor al componer la obra, es la misma fascinación de todo hombre al conocer el mundo. La sorpresa por algo precedente, es la misma sorpresa del verdadero hombre. Si no podemos afirmar ningún mito a la ligera, no podríamos negar tampoco esta sorpresa ya que, si lo hacemos, corremos el riesgo de no observar el mundo, sino de teorizarlo. La pregunta es aún anterior al ´¿Por qué las cosas son como son?´. Se identifica más con ´¿Por qué las cosas son?´.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6