Médicos sin Fronteras… ¡y sin coherencia!

Cultura · Vicente A. Morro López
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.538
5 agosto 2014
Médicos sin Fronteras es una institución creada en 1971 en Francia. Ha recibido diversos reconocimientos internacionales, como el Premio Príncipe de Asturias en 1991 o el Nobel de la Paz en 1999. Su labor, fruto del trabajo abnegado de miles de voluntarios, es humanitaria y benemérita en la inmensa mayoría de los casos, pero no en todos.En un documento de la organización, titulado “Identidad de Médicos sin Fronteras” se indica expresamente que «la razón de ser de Médicos Sin Fronteras es contribuir a la salvaguardia de la vida y al alivio del sufrimiento, respetando la dignidad.» Desgraciadamente esto no se cumple siempre y ahí radica su falta de coherencia. Su postura ante el aborto es, como mínimo, calculadamente ambigua. Igual sucede en el caso de otros organismos y entidades internacionales, también supuestamente humanitarios: Amnistía Internacional o UNICEF, por ejemplo. ¿Son compatibles «salvaguardia de la vida» y aborto? La ciencia nos dice que no; la ideología justifica lo contrario.

Médicos sin Fronteras es una institución creada en 1971 en Francia. Ha recibido diversos reconocimientos internacionales, como el Premio Príncipe de Asturias en 1991 o el Nobel de la Paz en 1999. Su labor, fruto del trabajo abnegado de miles de voluntarios, es humanitaria y benemérita en la inmensa mayoría de los casos, pero no en todos.

En un documento de la organización, titulado “Identidad de Médicos sin Fronteras” se indica expresamente que «la razón de ser de Médicos Sin Fronteras es contribuir a la salvaguardia de la vida y al alivio del sufrimiento, respetando la dignidad.» Desgraciadamente esto no se cumple siempre y ahí radica su falta de coherencia. Su postura ante el aborto es, como mínimo, calculadamente ambigua. Igual sucede en el caso de otros organismos y entidades internacionales, también supuestamente humanitarios: Amnistía Internacional o UNICEF, por ejemplo. ¿Son compatibles «salvaguardia de la vida» y aborto? La ciencia nos dice que no; la ideología justifica lo contrario.

«Ser humano salva vidas», dicen en una reciente campaña de captación de fondos. Tienen razón, mucha razón. Claro que sí, ser humano salva vidas, por eso el aborto es radical, esencialmente inhumano. Por eso son incompatibles «salvaguardia de la vida» y aborto. El aborto provocado, al eliminar deliberadamente una vida humana, se sitúa en las antípodas de la humanidad. Es cierto que ser humano salva vidas, como hacen miles de voluntarios de Médicos sin Fronteras, y de otras muchas organizaciones. Pero también es verdad que muchos seres humanos se dedican a destruir vidas, en ocasiones bajo un halo de justicia, progreso, falsa piedad o libertad. Por ejemplo, los médicos que practican abortos y quienes les ayudan o asisten. También los que promueven, justifican y promocionan esa forma violenta de acabar con una vida humana: incipiente, pero humana; en formación, pero humana; dependiente de su madre, pero humana; débil e indefensa, pero humana.

«El sufrimiento humano no admite dilemas», añaden en su campaña. También en esto tienen razón, pero también falla la coherencia. El sufrimiento de un feto al ser abortado tampoco debería admitir dilema alguno, para nadie. Está sobradamente acreditado el sufrimiento del pequeño ser humano en algunos de los procedimientos abortivos más cruentos. Tampoco el sufrimiento de la madre debería admitir dilemas. La madre sufre, en algunas ocasiones en el propio acto y, en un alto porcentaje, a posteriori. Está descrito clínicamente el denominado síndrome post-aborto, por más que algunos quieran negar su existencia: también en esto hay falta de humanidad.

¿Por qué estos dilemas se ignoran? Seguramente, por un equivocado relativismo moral, en ocasiones casi inconsciente, inducido por la ideología dominante. Ésta, un progresismo difuso, imbuido de ideología de género, conforma un pensamiento único políticamente correcto al que nuestra sociedad se somete de forma automática y acrítica, casi mística. Como toda ideología, se sitúa por encima de cualquier principio, ya sea moral o científico, y por supuesto religioso. Este pensamiento único se adjudica el papel de verdad universal y pretende dejar, de forma más o menos radical o violenta, en el ostracismo a toda forma de pensar que no acate los dogmas oficiales. En el caso del aborto se ve esto con meridiana claridad… si se quiere ver, obviamente.

Esta sumisión social a una supuesta verdad repetida miles de veces es la única explicación que se me ocurre para que una entidad, que en la mayoría de sus acciones se dedica a salvar vidas, admita, tolere o fomente en ocasiones la práctica del aborto. No se me ocurre otra razón para tan grave incoherencia.

El Consejo Internacional de Médicos sin Fronteras, en un documento de 21 de noviembre de 2004, afirmaba que «la disponibilidad del aborto seguro debe integrarse como una parte de los cuidados sanitarios especializados en reproducción en todos los contextos en que sea relevante.» Desde luego, no es nunca «seguro» para el niño cuya vida va a ser eliminada. Y en muchas ocasiones tampoco para la madre. Quizá se pretenda que sea seguro sanitariamente, evitando complicaciones como hemorragias o infecciones. Pero no será nunca emocional ni vitalmente «seguro».

La organización llega a afirmar que, en el caso del aborto, «la necesidad médica debe tener prioridad sobre la necesidad legal.» ¿Puede alguien situarse por encima de la Ley? ¿Con qué derecho deciden lo que es prioritario o lo que está bien o mal? Esta incoherencia es fruto, quizá, de esa supuesta superioridad moral que se autoadjudica la corrección política. Es el problema de la ideología, todo lo somete a sus designios, sin tolerar la más mínima discrepancia, ni menos aún la disidencia. Lo hemos dicho al principio, Médicos sin Fronteras realiza una labor humanitaria y benemérita en muchos de casos, salvando miles de vidas, pero cuando se deja llevar por prejuicios ideológicos o políticos cae en la incoherencia.

 

 

 TWEETS y RETWEETS

Copio, como nexo de unión con la realidad más cotidiana y urgente, 5 de mis últimos tweets y 3 de mis retweets.

Vicente Morro Lopez @VICENTEMORRO     ·   2 de ago.

VIENTRES DE ALQUILER: La diferencia entre una madre de verdad y simples compradores, indecentes e inhumanos, de hijos… sanos, por supuesto

Vicente Morro Lopez @VICENTEMORRO     ·   1 de ago.

PP: partido qe comete torpeza, solo o en compañía de otros, de EMPEORAR sus anteproyectos de Ley por miedo a los radicales de dentro y fuera

Vicente Morro Lopez @VICENTEMORRO     ·   31 de jul.

El hipócrita Occidente -nosotros- se escandaliza selectiva, mediática y teledirigidamente con lo que pasa en Gaza pero no con otros crímenes

Vicente Morro Lopez @VICENTEMORRO     ·   30 de jul.

¿Por qué los Tribunales españoles unas veces se adaptan a los cambios y ´evolución de la realidad social´ y otras no? Decisiones políticas.

Vicente Morro Lopez @VICENTEMORRO     ·   26 de jul.

Hoy, fiesta de San Joaquín y Santa Ana ¡MI PRIMER AÑO COMO ABUELO EN EL DIA DE LOS ABUELOS! Gracias, gracias, gracias!

 

Foro de la Familia @ForoFamilia     ·   30 de jul.

La Declaración de Madrid en favor de la vida recibe el respaldo de parlamentarios y políticos de 21 países    http://www.forofamilia.org/noticias/la-declaracion-de-madrid-en-favor-de-la-vida-recibe-el-respaldo-de-parlamentarios-y-politicos-de-21-paises/

Jose Ignacio Munilla @ObispoMunilla     ·   25 de jul.

Iglesia apostólica no es la que reinventa la fe, sino la que transmite la fe milenaria de forma íntegra y viva…

Alfa y Omega @alfayomegasem     ·   25 de jul.

Benigno Blanco @forofamilia se pregunta si Rajoy cumplirá su palabra sobre la reforma del aborto http://www.alfayomega.es/Revista/2014/891/11_espania6.php

IN MEMORIAM

Como homenaje a los millones de víctimas de todas las guerras que se están librando ahora mismo en nuestra tierra, o se libraron antes, adjunto link a un hermoso alegato antibelicista: La guerre de 14-18, de Georges Brassens. Os invito a disfrutar de su sana y fina –en este caso- ironía, no exenta de una cierta amargura al contemplar la condición humana.

http://www.youtube.com/watch?v=l2F5qaHzkj0

William BARBER. Mi negocio, tu fin. Octubre de 2013.

http://williamvbarber.blogspot.com.es/

Otto DIX. Lichtsignale (La Bengala), 1917. Gouache.

Noticias relacionadas

Vivir de algo más grande
Cultura · Jesús de Alba
Me gustaría comunicar lo que he aprendido durante este extraordinario periodo de la pandemia sanitaria con la que llevamos ya un año largo. Ha sido un periodo fructífero para entender más y mejor de qué está hecha la vida y cómo vivirla mejor, a la estatura de lo humano....
11 junio 2021 | Me gusta 7
Chesterton, defensor de lo obvio
Cultura · Antonio R. Rubio Plo
A la hora de leer un libro de artículos periodísticos no siempre es fácil encontrar un hilo conductor. Puede que exista, o que existan varios a la vez, o simplemente que el autor se proponga salvar, en la medida de lo posible, sus artículos de la inevitabilidad de lo efímero. ...
10 junio 2021 | Me gusta 1
¿Ocaso de la democracia?
Cultura · Francisco Medina
A nadie se le escapa la aceleración de los cambios a los que estamos asistiendo desde hace un par de décadas. Tweets, blogs, libros, revistas y artículos escritos por especializados, opinólogos, expertos… la interpretación de lo que nos sucede, al poder....
30 mayo 2021 | Me gusta 2
“Oeste” (la serie), corrupción y libertad
Cultura · Ángel Satué
¿Hay esperanza en una región corrompida donde sus habitantes no saben, porque lo han olvidado, el valor de las cosas, menos el de las personas y el de las relaciones, porque la mano del patrón ha convertido en oro todo lo que toca? ...
26 mayo 2021 | Me gusta 4