¡Me pongo de los nervios!

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.677
16 junio 2014
No sé a vosotros, pero a mí me han dicho muchas veces que debo aprender a perdonarme a mí mismo, a aceptarme como soy; eso implica tomar conciencia de que soy vulnerable, darme cuenta de mi imperfección.

No sé a vosotros, pero a mí me han dicho muchas veces que debo aprender a perdonarme a mí mismo, a aceptarme como soy; eso implica tomar conciencia de que soy vulnerable, darme cuenta de mi imperfección. Y las deficiencias , en la sociedad que estamos inmersos, son cada día menos aceptables. No digo nada  si la exigencia es a nivel físico… Estamos en un mundo que demanda cada vez más, la perfección en todas las esferas de su personalidad.

Pero voy a quedarme con esa  obstinación,  en la que que podemos caer,  esperando de nosotros mismos un estándar demasiado alto, que no solicitamos a ninguna otra persona. Como dice el refrán : “Consejo vendo y para mí no tengo”.

Para nosotros los creyentes, a veces es fácil perder de vista que la santidad consiste en vivir las virtudes de una forma heroica; esto se traduce en  que ha tenido lugar una gran batalla,  intentando vencer aquellos defectos, fallos, pasiones, y deseos que llaman a nuestra puerta.

Me gusta mencionar a los santos. La Iglesia los presenta como modelos a imitar, no solo en su bondad y buenas obras, sino de forma especial, en su lucha contra sus imperfecciones. Así se conoce por ejemplo, que San Francisco de Sales  tenía un carácter muy inclinado a la ira. Él mismo confiesa que pasó muchos años intentando dominar su mal genio.

Después de una ocasión en la que tuvo que reprender a un joven que maltrataba a su madre, dijo: “He temido perder en un cuarto de hora la poca dulzura que he trabajado en conseguir desde hace 22 años gota a gota, como el rocío en el vaso de mi pobre corazón… a la manera que una abeja tarda varios meses en hacer un poco de miel que un hombre consume en un bocado.”

¡Ay el enojo!… parece que el siglo XXI, nos trae una buena dosis. Nos alteramos a veces por nimiedades. No soportamos una palabra en contra. Las correcciones nos cuestan y enseguida sacamos la excusa y la protesta.Y los gritos parecen que participan en un concurso de records Guiness, a ver quien vocifera más fuerte.

Yo no sé vosotros, pero yo…, me siento necesitado de dosis de autodominio, mansedumbre y serenidad. Me irrito fácilmente, aunque reconozco que los años con las experiencias vividas, van colocando poco a poco cada cosa en su sitio, valorando los sucesos en su justa medida. La práctica de pedir perdón, ayuda mucho a vencer a tan tenaz enemigo.

Encontré hace pocos días una oración , para ayudarnos a vivir esos momentos de calma, que tantas situaciones diarias nos reclama. Sí, tenemos que reconocernos vulnerables, tenemos que experimentar que sólo puede dominarse a sí mismo, aquél que admite su flaqueza y está dispuesto a doblegar la voluntad. Aceptémonos como Dios nos acepta y pidamos aquello, que no logramos conseguir. Como escribió San Agustín : ´Haz tú lo que puedas, pide lo que no puedes, y Dios te dará para que puedas´.

Señor a veces tengo ganas de estallar

me puede el enfado y la irritación

me hace querer dar un grito

o dos

a veces es enfado con el mundo

o conmigo mismo

y bastante a menudo también con otros

porque las relaciones no son fáciles

ni los puntos de vista coinciden siempre.

¿Y qué quieres que te diga?

Yo tampoco soy la persona

más templada del mundo

y como todos,

a veces tengo mis días buenos

y mis días malos

y momentos en que no puedo más

como ahora.

Así que con enfado y todo

aquí me tienes

a ver si Tu pones un poco de sosiego

de perspectiva

o de humor

que falta me hace.

María Madre de la paz

hoy necesito especialmente

que me ayudes a encontrar calma

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6