Regulación de la vida de Puerto Rico

¿Más libres o más esclavos?

Mundo · Giuseppe Zaffaroni (Puerto Rico)
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
28 septiembre 2010
En estos últimos días se ha escrito mucho en contra de la iniciativa 1568 presentada por la senadora Lucy Arce. En realidad, ¿qué propone este proyecto? La medida prohíbe cuatro cosas: la compraventa de óvulos y espermatozoides; el alquiler del vientre con fines de lucro; que se procreen niños que no puedan conocer la identidad de su padre y madre biológicos (donantes anónimos); que se procreen hijos con óvulos o espermatozoides de personas muertas.

Los argumentos fundamentales que se usan para oponerse a este proyecto son que limitaría las libertades individuales y sería fruto de una indebida intromisión de la religión en la vida civil.

Asombra la superficialidad con que se está tratando, en este momento, un tema que tiene empeñados a científicos, filósofos y juristas de todo el mundo desde hace veinte años. El problema de la comercialización del cuerpo humano o de sus partes es un asunto serio. Bien lo saben grupos feministas de Estados Unidos que desde hace tiempo conducen una gran lucha en contra de la explotación del cuerpo de las mujeres (www.handsoffourovaries.com). Es por ello que las legislaciones de Alemania, Austria, Italia, Noruega y Suiza prohíben la donación de óvulos, mientras en el Reino Unido y en los Países Escandinavos, países de lo más liberales, no se permiten donaciones anónimas.

No se trata, entonces, de un episodio más del contraste entre fundamentalismo religioso y libertades democráticas laicas. Se trata de saber mirar más allá de un problema particular y preguntarse a qué puede llevar la legalización del comercio de óvulos y alquiler de vientre. La medida propuesta intenta poner un freno a la invasión de la lógica del mercado. Quien se opone a esta propuesta debe decir claramente qué quiere: ¿quiere ver a nuestras jóvenes vender cínicamente una parte de su cuerpo por un poco de dinero? ¿Quieren ver extenderse a nivel planetario un mercado legal que haga confluir desde los países más pobres las partes del cuerpo humano que los países más ricos necesitan? ¿Quieren abrir otra página vergonzosa de la explotación de la mujer? Si donar óvulos o alquilar el propio vientre fuera de veras un acto de amor, ¿por qué tanta resistencia frente a una medida que precisamente permite sólo la donación gratuita?

La lógica comercial y capitalista está siempre al asecho para transformar en esclavitud las más bellas promesas de libertad. Tengamos cuidado.

Noticias relacionadas

La violencia nunca es la última palabra
Mundo · Pierluigi Banna
Este año Pentecostés no solo se celebró en la iglesia de San Francisco en Owo (Nigeria) sino que se “consumó”. El martirio, que nunca debe buscarse directamente, siempre representa un reclamo potente al verdadero sentido de Pentecostés, no solo para los cristianos sino también para quien...
17 junio 2022 | Me gusta 1
Elecciones legislativas francesas: LIF y 3i
Mundo · Ángel Satué
En Francia hay elecciones legislativas este fin de semana. Una nueva primera vuelta, en un país que viene dividido de serie de las elecciones presidenciales, y que se dividirá aún más políticamente si en cada circunscripción se va a una segunda vuelta, pues en estas se vota para que otro no...
10 junio 2022 | Me gusta 2
En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0
El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2