Regulación de la vida de Puerto Rico

¿Más libres o más esclavos?

Mundo · Giuseppe Zaffaroni (Puerto Rico)
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
28 septiembre 2010
En estos últimos días se ha escrito mucho en contra de la iniciativa 1568 presentada por la senadora Lucy Arce. En realidad, ¿qué propone este proyecto? La medida prohíbe cuatro cosas: la compraventa de óvulos y espermatozoides; el alquiler del vientre con fines de lucro; que se procreen niños que no puedan conocer la identidad de su padre y madre biológicos (donantes anónimos); que se procreen hijos con óvulos o espermatozoides de personas muertas.

Los argumentos fundamentales que se usan para oponerse a este proyecto son que limitaría las libertades individuales y sería fruto de una indebida intromisión de la religión en la vida civil.

Asombra la superficialidad con que se está tratando, en este momento, un tema que tiene empeñados a científicos, filósofos y juristas de todo el mundo desde hace veinte años. El problema de la comercialización del cuerpo humano o de sus partes es un asunto serio. Bien lo saben grupos feministas de Estados Unidos que desde hace tiempo conducen una gran lucha en contra de la explotación del cuerpo de las mujeres (www.handsoffourovaries.com). Es por ello que las legislaciones de Alemania, Austria, Italia, Noruega y Suiza prohíben la donación de óvulos, mientras en el Reino Unido y en los Países Escandinavos, países de lo más liberales, no se permiten donaciones anónimas.

No se trata, entonces, de un episodio más del contraste entre fundamentalismo religioso y libertades democráticas laicas. Se trata de saber mirar más allá de un problema particular y preguntarse a qué puede llevar la legalización del comercio de óvulos y alquiler de vientre. La medida propuesta intenta poner un freno a la invasión de la lógica del mercado. Quien se opone a esta propuesta debe decir claramente qué quiere: ¿quiere ver a nuestras jóvenes vender cínicamente una parte de su cuerpo por un poco de dinero? ¿Quieren ver extenderse a nivel planetario un mercado legal que haga confluir desde los países más pobres las partes del cuerpo humano que los países más ricos necesitan? ¿Quieren abrir otra página vergonzosa de la explotación de la mujer? Si donar óvulos o alquilar el propio vientre fuera de veras un acto de amor, ¿por qué tanta resistencia frente a una medida que precisamente permite sólo la donación gratuita?

La lógica comercial y capitalista está siempre al asecho para transformar en esclavitud las más bellas promesas de libertad. Tengamos cuidado.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3