Luther King marcha de nuevo, ahora desde Manhattan

Mundo · Jorge E. Traslosheros (México D.F)
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
1 febrero 2010
Hace pocas semanas, en Manhattan, un grupo de cristianos de todas las confesiones  firmaron una declaración que han vinculado explícitamente con el legado de Luther King (manhattandeclaration.org). El pastor bautista dedicó su vida a luchar por la dignidad humana lastimada por la negación de derechos civiles a la población negra de Estados Unidos. Su nombre está vinculado a una serie de luchadores que, haciendo de su fe la razón de la vida, transformaron sus sociedades y nos dejaron testimonio de la fuerza racional, humanizadora y transformadora de las religiones. Pertenece a la estirpe de Gandhi (India), Desmond Tutu (Sudáfrica), Teresa de Calcuta (India), Óscar Arnulfo Romero (El Salvador), Raúl Silva Henríquez (Chile), Lech Walesa (Polonia) y muchos más. Algunos eran ministros de culto, otros laicos, todos religiosos. Sin su testimonio de fe y vocación por la justicia nuestro mundo sería hoy más pobre. Su legado es patrimonio de creyentes, agnósticos y ateos, puesto que todos somos hermanos.

Luther King, en armonía con lo mejor de la tradición cristiana, creía en la unidad del género humano porque así lo apreciaba en la realidad, lo reconocía por la razón y lo encontraba en la voluntad de Dios. Creía que el derecho natural estaba por encima del derecho propiamente humano y que era legítimo, en conciencia y siempre por medios no violentos, resistir leyes injustas y luchar por su modificación. Estaba sostenido por una fe clara y cierta, orientada por una razón en constante expansión, en la cual caridad y verdad actuaban en armonía.

Sus herederos, acosados por un laicismo galopante, se reunieron en Manhattan. Evangélicos, ortodoxos y católicos se reconocieron como miembros de una sola iglesia que, en respeto a sus diferencias y a pesar de sus divisiones, está sostenida por la fe en Jesús de Nazaret. Analizaron la situación de la dignidad humana en el mundo y en Estados Unidos. Como herederos de una tradición milenaria y en coherencia con su fe, decidieron unir esfuerzos en la formación de una cultura centrada en la dignidad humana. Su agenda es sencilla. Parten de la persona y, desde la persona, promueven el respeto a la vida, a la familia fundada en el matrimonio y a la libertad religiosa. Su compromiso con la democracia es claro y de ahí derivan su estrategia. Ejercer la libertad de conciencia y fortalecer los cuerpos intermedios de la sociedad. Saben bien que el silencio y "la desintegración de la sociedad civil es el preludio de la tiranía".

Quienes han firmado la declaración de Manhattan se saben parte de un movimiento ecuménico de alcance mundial, capaz de dar la batalla en muy diversos lugares, sea Madrid, Washington o la Ciudad de México. No están dispuestos al silencio. Lo han dicho con toda claridad: "nos comprometemos completamente y sin quejas a darle al César lo que es del César. Pero bajo ninguna circunstancia le daremos al César lo que es de Dios". Luther King marcha de nuevo, ahora desde Manhattan.

Noticias relacionadas

Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 0
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2