Llega un hombre de Dios

Mundo · Luis Peral, senador
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
23 marzo 2013
La elección del Papa Francisco ha sido recibida con inmensa alegría en la Iglesia Católica y también por muchos miembros de otras religiones y personas sin confesión alguna.

Para dirigir la Iglesia Católica comoVicario de Cristo en la Tierra llega un hombre de Dios, sencillo, humilde yaustero, pero también un jesuita con la capacidad para la evangelización y elrigor intelectual que tanto han caracterizado a los miembros de la Compañía deJesús desde su fundación en 1540.

Viene de Iberoamérica, la parte del mundodonde viven más católicos, pero donde también existen muy graves desigualdadessociales que requieren de los católicos aportar soluciones que no pasen porpopulismos irresponsables que comprometen el futuro de los países ni porindividualismos egoístas que desprecian la dignidad humana.

El Cardenal Bergoglio ha acreditadodurante toda su vida sacerdotal un firme compromiso con los más necesitados:familias desfavorecidas, jóvenes en riesgo de exclusión social, embarazadas sinapoyos, inmigrantes sin recursos, drogodependientes,…

Pero también ha dejado claro que si laIglesia no confiesa a Jesucristo se convertiría en una ONG piadosa. Una Iglesiaconvocada a la Nueva Evangelización de Occidente, donde han crecido tanto elrelativismo moral y la descristianización de la Sociedad. Y donde hacen faltainiciativas como la de la Archidiócesis de Buenos Aires con su ServicioSacerdotal de Urgencia para asistir de 9 de la noche a 6 de la madrugada aenfermos graves.

El nuevo Papa no nos va a poner las cosas fácilesa los católicos. Recogiendo el mensaje de sus antecesores Juan Pablo II yBenedicto XVI nos va a pedir que demos testimonio de nuestra fe, que algunosquisieran reducir al ámbito privado, y además que tengamos un especialcompromiso con los más necesitados de todos los países del mundo. Lospreferidos de Cristo.

Francisco será un gran Papa pero tambiénun gran Papa necesita la ayuda de todos nosotros, con nuestros defectos ynuestras limitaciones, para la Nueva Evangelización y para promover en estaTierra la paz, la justicia social y el mensaje de Cristo. Empieza una nuevaetapa en la Iglesia eterna.

Noticias relacionadas

La violencia nunca es la última palabra
Mundo · Pierluigi Banna
Este año Pentecostés no solo se celebró en la iglesia de San Francisco en Owo (Nigeria) sino que se “consumó”. El martirio, que nunca debe buscarse directamente, siempre representa un reclamo potente al verdadero sentido de Pentecostés, no solo para los cristianos sino también para quien...
17 junio 2022 | Me gusta 1
Elecciones legislativas francesas: LIF y 3i
Mundo · Ángel Satué
En Francia hay elecciones legislativas este fin de semana. Una nueva primera vuelta, en un país que viene dividido de serie de las elecciones presidenciales, y que se dividirá aún más políticamente si en cada circunscripción se va a una segunda vuelta, pues en estas se vota para que otro no...
10 junio 2022 | Me gusta 2
En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0
El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2