Libertad religiosa en España, un derecho a rescatar

Mundo · Miguel de Haro Izquierdo
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
18 marzo 2011
Lo ocurrido en días pasados en la Universidad Complutense de Madrid, Campus de Somosaguas, ha sido un grave atentado contra uno de los derechos fundamentales reconocidos en nuestra constitución y que ataca el más esencial respeto de las libertades públicas. Concretamente se ha producido la vulneración del artículo 16 de nuestra Carta Magna, en la que se indica expresamente que: "Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley".

Inicialmente podríamos pensar, para aquellas personas que no están directamente relacionas con el mundo universitario, que ésta ha sido una acción reivindicativa estudiantil de jóvenes a la que no habría que dar una mayor trascendencia. Podríamos considerarlo incluso como una gamberrada que se ha salido de control y ya está, pero sin embargo la trascendencia y la incidencia que han tenido los asaltantes de una capilla, lugar sagrado de culto, es de unas consecuencias profundas y serías que nos afectan a todos, tanto de manera individual como a  cualquier estamento social de nuestro país,  y no sólo con una incidencia limitada al ámbito de la universidad.

Es fundamental que se haga cumplir la ley y se sancionen dichas acciones, pero igualmente necesario es retomar un nuevo trabajo por parte de nuestra sociedad, con la finalidad de que la libertad religiosa reconocida tanto positivamente como normativamente vuelva a ser una expresión real de las exigencias de justicia. Así lo ha advertido el Papa Benedicto XVI al indicar que "los derechos humanos deben respetarse como expresión de justicia y no simplemente porque puedan hacerse respetar gracias a la voluntad de los legisladores".

Tenemos un importante camino por recorrer, en el que no debemos olvidar que el derecho a la libertad de religión en nuestra sociedad es el primero y el más fundamental de todos los derechos, entendida la libertad religiosa no sólo como la posibilidad de un  libre ejercicio del culto, sino también como la posibilidad de los creyentes de tomar parte en la construcción del orden social.

Noticias relacionadas

La violencia nunca es la última palabra
Mundo · Pierluigi Banna
Este año Pentecostés no solo se celebró en la iglesia de San Francisco en Owo (Nigeria) sino que se “consumó”. El martirio, que nunca debe buscarse directamente, siempre representa un reclamo potente al verdadero sentido de Pentecostés, no solo para los cristianos sino también para quien...
17 junio 2022 | Me gusta 1
Elecciones legislativas francesas: LIF y 3i
Mundo · Ángel Satué
En Francia hay elecciones legislativas este fin de semana. Una nueva primera vuelta, en un país que viene dividido de serie de las elecciones presidenciales, y que se dividirá aún más políticamente si en cada circunscripción se va a una segunda vuelta, pues en estas se vota para que otro no...
10 junio 2022 | Me gusta 2
En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0
El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2