Las crónicas de Narnia: el príncipe Caspian, de Andrew Adamson

España · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
3 octubre 2013
¿De qué va? Segunda adaptación de los relatos de C.S. Lewis, escrita en 1941. Un año después de las peripecias narradas en El león, la bruja y el armario, los niños protagonistas de aquella aventura son reclamados de nuevo a Narnia. Pero allí han pasado más de mil trescientos años. Durante su ausencia, los telmarinos han conquistado Narnia, que ahora está dominada por el malvado rey Miraz. Los cuatro niños tendrán que liberar Narnia con la ayuda del joven príncipe Caspian, heredero legítimo al trono telmarino.

¿Por qué? Porque, a pesar de los cambios respecto a la novela original, sigue manteniendo la interesante metáfora cristiana, esta vez referida sobre todo a la experiencia histórica de la Iglesia (obviamente el pagano no ve nada de esto). Porque nos brinda excelentes momentos épicos, alternados de escenas más aburridas, y unos efectos digitales muy conseguidos, como la tromba de agua. Porque exalta la libertad, el valor de la unidad y la inevitabilidad de la Gracia.

¿Para quién? Para adolescentes y preadolescentes amantes de Narnia, para degustadores del cine familiar clásico. Abstenerse los puristas y los apretados de horario; dura 147 minutos.

Noticias relacionadas