Larry Crowne. Nunca es tarde

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
29 septiembre 2011
Una pareja genuinamente cinematográfica, Julia Roberts y Tom Hanks, se ponen al frente de una comedia romántica para hablarnos de las segundas oportunidades en tiempos de crisis económica. El director es el propio Tom Hanks, que firma el guión con la actriz y guionista canadiense Nia Vardalos (Mi gran boda griega). El argumento no es excesivamente original: Tom Hanks da vida a un cuarentón, Larry Crowe, que es despedido de su trabajo y decide emprender una nueva vida estudiando en la universidad. Piensa que de esta forma se le facilitará su futuro laboral. Allí se convierte en el alumno predilecto de una profesora escéptica y desmotivada, y que interpreta Julia Roberts. El resto es fácil de imaginar.

La película es blanca, bienintencionada y resulta muy grata de ver. Sin embargo, está muy por debajo de sus posibilidades, sobre todo en el nivel cómico. Indudablemente hay química entre ambos intérpretes, y la trama romántica funciona, pero las múltiples situaciones humorísticas que plantea no llegan a arrancar la risa del espectador casi en ningún momento. Lo que propone, muy capriano, es la necesidad de "reinventarse" a uno mismo cuando parecen cerrarse todas las puertas, una reinvención que, en el caso que nos ocupa, parece de poco calado.

Noticias relacionadas

La dificultad para ver a Cristo
Cultura · Angelo Scola
El nuevo dios con minúscula nos domina hasta tal punto que corremos el riesgo de volvernos incapaces de captar el misterio. Pero hay una alternativa...
8 abril 2021 | Me gusta 5
Solidarios. La vida más allá de uno mismo
Cultura · Ángel Satué
Antonio Rubio Plo nos acerca a la vida de Svetlana Alexievich, de Antonio Guterres, de Mahamat Saleh Haroun, de Andrea Riccardi y de Antoinette Kankindi. ¿Quiénes son estas personas? ...
9 marzo 2021 | Me gusta 1