Entrevista al arzobispo de Santiago de Cuba, monseñor Dionisio García Ibáñez

`La visita de Benedicto XVI a Cuba ha alimentado la esperanza de cambio`

Mundo · Marta Petrosillo
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
9 abril 2012
«Todavía se habla de ello». El arzobispo de Santiago de Cuba, monseñor Dionisio García Ibáñez, cuenta a Ayuda a la Iglesia Necesitada su visión sobre la visita del Papa Ratzinger a la isla caribeña. Tres días en que los cubanos «vivieron momentos de intensa comunión» y que nutrieron «las esperanzas de cambio» de la Iglesia. Cuba ha vivido su primer Viernes Santo festivo. Una ocasión excepcional, pero tal vez suceda lo que sucedió con el 25 de diciembre de 1997, «regalo» de Fidel a Wojtyla...

Su Excelencia, ¿cómo vivió Cuba la llegada de Benedicto XVI?

Fue una verdadera bendición. Y no solo para los católicos. El Papa habló a la gente con sensibilidad y claramente, y acompañó a nuestra Iglesia en el aniversario de los 400 años de la aparición de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la isla. El pueblo cubano pudo finalmente vivir momentos de intensa comunión con Dios. En Santiago de Cuba todavía se habla de la visita. Y se habla con profunda gratitud.

Antes del viaje apostólico, usted había dicho que la Iglesia puede «facilitar» la solución de las controversias cubanas…

La acción pastoral tiene que ver con todos los ámbitos de la vida de la persona. Y, por ende, también con la política. El Santo Padre trajo un mensaje de reconciliación y de vuelta a las raíces de la fe en Cristo, capaz de promover la comprensión que hace posible cualquier cambio. Lo que pide la Iglesia cubana: un cambio interior. Debemos desligarnos de las posiciones en las que nos hemos enrocado y abrirnos a los demás.

El cambio más tangible de la visita papal es que el Viernes Santo ha sido un día festivo…

Por ahora, se trata de una festividad excepcional. Aunque aquel 25 de diciembre de 1997 festivo, proclamado por Fidel antes de la llegada de Juan Pablo II, después se transformó en una fiesta regular. Esperemos. Las más antiguas tradiciones cubanas están vinculadas con las fiestas religiosas y el Viernes Santo era un tiempo muy importante: la radio transmitía música sacra y nadie iba a trabajar. Además, Cuba se acercaría de esta forma a otros países latinoamericanos que (al contrario de nosotros) han podido mantener viva la festividad.

Ahora que Benedicto XVI se ha ido, prosiguen las celebraciones por los 400 años de la Virgen de la Caridad del Cobre. El Santuario se encuentra en su archidiócesis. ¿Llegan muchos peregrinos?

Muchísimos. La Virgen de la Caridad del Cobre es el corazón espiritual del pueblo cubano. Nosotros los católicos la amamos, porque en estos años difíciles ha sido el ancla que ha mantenido el vínculo entre Dios y la Iglesia. Pero "Cachita" es un símbolo de la cultura y de la identidad nacional para todos. El año pasado, una multitud inmensa rindió homenaje a una copia de la estatua mariana que visitó las 11 diócesis cubanas. La Virgen es la mejor evangelizadora para nuestro pueblo. Solo hay que observar su imagen: con una mano sostiene a Jesús, en la otra, la Cruz, es como un Evangelio en miniatura.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3