La tregua de Nagorno-Karabach

Mundo · Alessandra de Poli
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 41
16 noviembre 2020
Según el Washington Post, en el conflicto de Nagorno-Karabach tenemos un aperitivo de cómo serán las guerras en el futuro, con un uso intenso de drones a un precio relativamente bajo. El conflicto se interrumpió cuando Armenia, Rusia y Azerbaiyán firmaron una tregua. Marta Ottaviani explicaba entonces en Avvenire que “para muchos analistas, la parte realmente complicada en el conflicto de Nagorno-Karabakh comienza ahora”.

Según el Washington Post, en el conflicto de Nagorno-Karabach tenemos un aperitivo de cómo serán las guerras en el futuro, con un uso intenso de drones a un precio relativamente bajo. El conflicto se interrumpió cuando Armenia, Rusia y Azerbaiyán firmaron una tregua. Marta Ottaviani explicaba entonces en Avvenire que “para muchos analistas, la parte realmente complicada en el conflicto de Nagorno-Karabakh comienza ahora”.

El primer ministro armenio, Nikol Pashiyan, lo calificaba como una decisión “dolorosa” mientras Azerbaiyán se hacía con el control de la ciudad de Susha y otras zonas del territorio en disputa. Unos días antes de conocerse el acuerdo, en una entrevista a la BBC, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, decía que en Ereván “las ocasiones de llegar a un compromiso se están reduciendo”. Y así es. Los armenios, decepcionados y enfadados por una tregua que más bien supone la admisión de una derrota, se lanzaron contra los palacios gubernamentales pidiendo la dimisión de Pashiyan.

Un factor importante es la implicación rusa. Mientras todos ponían en evidencia la implicación militar de Turquía en favor de Azerbaiyán, Rusia se quedaba a un lado, moviendo los hilos del conflicto desde atrás. De hecho, la tregua ha ido precedida por una conversación telefónica entre Putin y Erdogan, mientras el Carnegie Endowment for International Peace explicaba por qué Rusia no se había declarado inmediatamente a favor de Armenia contra Bakú. “A diferencia de otras antiguas repúblicas soviéticas con conflictos congelados (Georgia, Ucrania, Moldavia), Azerbaiyán no se ha situado como enemigo de Rusia. Nunca ha tenido un gobierno que haya transformado la retórica antirrusa en una cuestión clave de la política exterior ni que haya declarado la independencia de Rusia como su principal objetivo”

La fisonomía del Cáucaso meridional cambia por tanto con ese nuevo acuerdo, en virtud del cual otras zonas tendrán que pasar a Azerbaiyán que, como afirma Al Monitor, se presenta como vencedor tanto sobre el terreno como a nivel diplomático. “Azerbaiyán y Turquía han sido vencedores sobre el terreno, pero Rusia y Azerbaiyán aparecen como vencedores en la mesa de negociación. Las conquistas diplomáticas de Turquía parecen inciertas. El presidente azerbaiyano ha mencionado un papel para Turquía en la vigilancia del alto el fuego, pero Moscú ha estado rápida para afirmar que solo se desplegarán las fuerzas de paz rusas”.

Al cambiar las relaciones de fuerza sobre el terreno, el conflicto podría volver a congelarse. Sin embargo, según Pierre Haski, Erdogan también sale como vencedor político, una tesis con la que también está de acuerdo Thomas de Waal. Si Rusia tiene la posibilidad de conseguir la presencia de fuerzas armadas allí donde estaba perdiendo influencia, Turquía “se asegura la promesa de un corredor de comunicación que amplía drásticamente sus horizontes orientales, desde Turquía oriental hasta el mar Caspio, pasando por el enclave azerbaiyano de Nakhichevan, que de hecho supone una nueva ruta comercial hasta Asia central”.

Pero aparte de las consideraciones geopolíticas, esta guerra es también “un intento de eliminar a los armenios, otro más, el enésimo, por destruir a esta pequeña tribu cristiana que para sus enemigos son gente que no importa nada, cuya historia ha acabado, cuyas guerras ya han sido combatidas y perdidas”. En palabras de Domenico Quirico, “un obstáculo para los planes imperialistas turcos mientras Europa y todo Occidente sigue mirando”.

Oasis

Noticias relacionadas

Política, un salto al vacío
Mundo · Giorgio Vittadini
Ante la crisis de gobierno en Italia, me viene a la mente una canción de Enzo Jannacci que dice: “Sigue adelante, Pascual, que la dignidad y la infamia quedan muy lejos”. ...
28 julio 2022 | Me gusta 0
Alianza reforzada
Mundo · Ángel Satué
Hace tiempo que han dejado de sonar las sirenas en la capital temporal de la Alianza Atlántica por un par de días, Madrid. ...
13 julio 2022 | Me gusta 0
La incertidumbre tiene un nombre
Mundo · Ángel Satué
Gran Bretaña se acostó esta semana desunida en torno a un problema más. Es increíble la capacidad de Boris Johnson de generar problemas, y tratar de resolverlos, generando uno mayor. ...
8 julio 2022 | Me gusta 3
Europa carnívora
Mundo · Gonzalo Mateos
Fue Luuk van Middelaar, habitual analista de la realidad europea, a quien en una de las conferencias almuerzo en el Bozar de Bruselas le oí decir algo que he recordado muchas veces después: “una Europa herbívora no puede sobrevivir en un universo de animales carnívoros”. ...
6 julio 2022 | Me gusta 3