La Transición fue justa

España · M. Medina
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
26 abril 2010
En las manifestaciones de este fin de semana de apoyo a Garzón, junto a las fotos del magistrado de la Audiencia Nacional, se exhibían retratos de víctimas del franquismo. Se exhibían los retratos, sacados de cajones familiares, y se reclamaba justicia. Como si la legítima exigencia de justicia no hubiera sido satisfecha. Ese gesto, alentado ideológicamente, que cuestiona la gran reparación que supuso la Transición, es el que más pone en cuestión los fundamentos de nuestra democracia.

El manifiesto que leyó Almodóvar en la Puerta del Sol pretende destruir la que sin duda es la mayor conquista en nuestros últimos 200 años de historia. La Transición consiguió algo milagroso: las víctimas de la represión franquista, las víctimas políticas de la República, las víctimas de la persecución religiosa y las víctimas de los dos bandos de la Guerra Civil no pasearon las fotos de sus seres queridos, que habían sufrido la violencia, por las calles para reclamar una reparación a la que probablemente tenían derecho pero que era imposible. Se rompió, por una vez, la espiral del odio.

Pero no porque la generación de la Transición cerrase los ojos y renunciara a la justicia. La generación de la Transición era una generación de víctimas. Todos sus miembros tenían alguien cercano en la familia que había sido inhumanamente tratado, humillado, asesinado. Pero supieron reconocer, quizás de un modo inconsciente, que la exigencia de justicia se satisfacía mejor con el perdón que de cualquier otro modo. Honraron la memoria de sus muertos perdonando porque supieron reconocer que el perdón les proporcionaba más justicia que un proceso judicial. Pensaban en el futuro de sus hijos.

Hay una genialidad histórica en esa generación de la Transición. Sin duda estuvieron ayudados por sus padres, por sus tíos, por sus amigos, que mientras exhalaban el último respiro de la vida que se les arrebataba se iban al otro mundo sin odio, perdonando.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6