La supresión del Senado, una realidad a falta de la consulta al pueblo italiano

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.861
13 abril 2016
Matteo Renzi logró ayer la aprobación en la Cámara de Diputados (la del Senado la había obtenido en septiembre de 2015) de su proyecto de transformación de la cámara alta en Cámara de las Regiones y con ello da un paso más para poner punto final al mal llamado ´bicameralismo perfecto´. Lo hizo por una amplia mayoría, sobrándole hasta cuarenta votos, y ante la ausencia de la oposición, que quiso hacer visible su profundo malestar por la reforma constitucional del Primer Ministro italiano. Ahora todo queda visto para sentencia, y esa sentencia la emitirán los propios italianos en el ´referendum´ que el Gobierno convocará para el otoño de este año. Con ello, en caso de que la respuesta sea afirmativa a dicha transformación, se pondrá punto final a setenta años de paridad legislativa entre ambas cámaras (Cámara de los Diputados y Senado) que han paralizado en numerosas ocasiones la vida política italiana, cuando no han hecho, directamente, hacer caer gobiernos como el de Romano Prodi en 2008.

En efecto, la Cámara de Diputados dio el pasado día 12 el ´visto bueno´ definitivo (por 361 votos a favor y 7 en contra) a la reforma constitucional que rebaja el Senado a una Cámara de representación regional, y confiere a los diputados la exclusividad de la labor legislativa. Lo que supone casi el fin del  “bicameralismo perfecto”, un sistema tan garantista que convertía en ingobernable la nación transalpina y que respondía a la necesidad de que no se repitiera una situación como la vivida durante los años de la dictadura de Mussolini (1922-43). Ahora, tras la aprobación por la cámara baja, la reforma tendrá que ser sometida a referéndum al no haber obtenido el voto favorable de los dos tercios de la Cámara de Diputados que necesitan este tipo de leyes. Matteo Renzi no podía ocultar su satisfacción al respecto: ´Ahora Italia es el país más estable de Europa´.

Tanta era la importancia de la reforma que se acababa de aprobar que el Primer Ministro había asegurado poco antes que, si no conseguía sacarla adelante, se retiraría de la política. Pero no ha sido necesaria tal retirada, al menos de momento, porque la votación salió adelante. Ahora toca pensar en cómo convencer a los italianos de que apoyen esta transformación, ya que la oposición repetirá por activa y por pasiva que la democracia italiana va a sufrir un deterioro irreversible si el Senado pierde su competencia legislativa.

Además, Renzi deberá afrontar varios retos más. El primero de ellos, evitar un nuevo posible ´conflictos de intereses´: tras salvar la cabeza de Maria Elena Boschi en diciembre pasado, y de no tener más remedio que aceptar la dimisión de la ministra Guidi al haber sido grabada por la Policía italiana en una conversación telefónica donde quedaba claro que estaba favoreciendo a la empresa de su pareja, un tercer asunto de este tipo podría minar, y mucho, su capacidad de convicción entre los italianos, que no quieren un nuevo Berlusconi en un momento todavía crítico.

Otro reto que habrá de afrontar es el problema bancario. Ya han comenzado las fusiones, pero la situación sigue siendo grave, y la opacidad en nada ayuda a invertir las tornas. Además, lastra de manera muy evidente las inversiones y deja en escasamente importante la reforma laboral que Renzi hizo aprobar en diciembre de 2014.

Y, finalmente, queda el tema del crecimiento económico, y en ese sentido el FMI lanzó ayer al Gobierno italiano un auténtico ´jarro de agua fría´: frente a las previsiones del ministerio de Pier Carlo Padoan de que Italia podría llegar a crecer en torno a un 1.5% (lo que supondría casi doblar el 0.8% de 2015), el organismo monetario afirmó que Italia crecería, como máximo, un 1%. Menos mal para Renzi y los suyos que conocida es la capacidad del FMI para errar en sus vaticinios: no sería la primera vez, ni mucho menos, que se ve obligada a rectificar sobre la marcha. El tiempo dirá.

Noticias relacionadas

Es bueno confrontarse con las ideas de otros
Entrevistas · Juan Carlos Hernández
José Antonio Martínez Soler (JAMS) es un histórico del periodismo en España (El País, RTVE, El Sol, 20 minutos...). En sus memorias, recientemente publicadas, nos cuenta la aventura de la transición desde su apasionante y cercana perspectiva....
12 abril 2024 | Me gusta 1
La Fiscalía General no es del Gobierno
España · Juan A. Pérez Morala
Cuando se le pregunto cómo garantizaría que el prófugo Puigdemont, respondiera por sus delitos ante la Justicia española, no contestó directamente, sin embargo no tuvo reparo alguno en repreguntar: “¿la Fiscalía de quién depende?” Y al contestar el presentador que “del Ejecutivo”,...
10 abril 2024 | Me gusta 1
El título trucado de la ley de amnistía de Sánchez
España · Juan A. Pérez Morala*
Cuando una Ley se promulga, cabe esperar que su Título anuncie en muy pocas palabras su esencia, exponga los motivos de su alumbramiento en un comedido Preámbulo, y sea clara y consecuente en un cuerpo bien articulado. Es decir, leal y veraz en las razones que han motivado el gran esfuerzo...
5 marzo 2024 | Me gusta 1
Eugenio Nasarre. In memoriam
España · Juan Antonio Ortega Díaz-Ambrona
Pocas muertes me han producido en los últimos años impresión y pena tan hondas como la de Eugenio Nasarre. Ya sé que todos desfilamos hasta el mismo final ineluctable. Pero el de Eugenio Nasarre me pilló muy de sorpresa porque parecía que aun no le tocaba....
26 febrero 2024 | Me gusta 3