La sorpresa Wert y el incorregible Gallardón

España · M. Medina
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
9 febrero 2012
Lo estaba haciendo bien. Pero le puede lo de dar un titular para convertirse en el más listo de la clase, en el más progre del mundo mundial. Gallardón, sin abandonar su fuerte personalidad política, había arrancado bien en el Gobierno. Estaba haciendo política, alta política desde un ministerio que parecía poca cosa como el de Justicia.

Había anunciado que se aplicaría la jurisprudencia del Constitucional sobre el aborto, que al gobierno de los jueces lo iban a elegir los propios magistrados. Hasta que le llamaron los de Prisa, hasta que los llamaron los de la Ser y, como le puede lo de provocar, como no tiene libertad para tomarse a beneficio de inventario que la izquierda le diga que está contentando al sector ultra, a los católicos del PP, pues todo un ministro de Justicia tuvo que decir que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es inconstitucional.

Cualquier estudiante de derecho sabe que el Ejecutivo se tiene que estar callado cuando algo lo está estudiando un tribunal, aunque en este caso sea un tribunal que no es tribunal, sino legislador negativo, que ya lo explicaba Kelsen. En cualquier caso hay que estar callado, pero a él le puede la cosa. Menos mal que andaba por ahí Jorge Fernández Díaz para recordarle que el recurso contra el matrimonio homosexual era del PP y que Gallardón era un ministro del PP. A veces hasta lo obvio se olvida.

El que se sigue desvelando como una sorpresa, positiva, es el ministro de Educación. El ministro Wert también tenía excelentes relaciones con Prisa, trabajaba de hecho para la casa de los polancos, que ya no es la casa de los polancos porque los que mandan son los americanos. Pero no le tembló el pulso para poner pingando a la asignatura de EpC al citar uno de sus manuales, el que decía que la revolución soviética "instauró un régimen de igualdad y libertades colectivas". Y es que en esto de la política nunca sabes por dónde va a saltar la liebre. Gallardón está en lo de siempre. Pero Wert nos está saliendo bueno, y eso que venía de Prisa.

Noticias relacionadas

¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!
España · Gonzalo Mateos
Desmontemos dos mitos que en España se toman por axiomas. El primero es que en educación es imposible llegar a acuerdos. No es cierto, los vemos alcanzar casi a diario. ...
22 junio 2022 | Me gusta 4
Coalición vs colisión
España · Gonzalo Mateos
Aunque nos parezca extraño, lo normal es la coalición. Recuerdo la cara de asombro de mis amigos europeos cuando en una cena les dije que en España nos había costado cuarenta años de democracia lograr tener un primer gobierno nacional de más de un partido. ...
25 mayo 2022 | Me gusta 5