Inmigración

La solución a la crisis libia pasa por Somalia

Mundo · Mario Mauro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 59
13 mayo 2015
Nuevo intento en marcha para construir por fin las bases en busca de una solución concreta a la crisis libia, sobre todo por lo que respecta al enorme flujo migratorio que desde hace años recorre el canal de Sicilia y que ya ha dejado en el mar a varios miles de muertos.

Nuevo intento en marcha para construir por fin las bases en busca de una solución concreta a la crisis libia, sobre todo por lo que respecta al enorme flujo migratorio que desde hace años recorre el canal de Sicilia y que ya ha dejado en el mar a varios miles de muertos. La Alta Representante de la política exterior común en la Unión Europea, Federica Mogherini, ha visitado la sede de Naciones Unidas en Nueva York para tratar de obtener la legitimación de la comunidad internacional para lo que debería ser una intervención militar en las costas libias. La operación Mare Nostrum ya preveía un dispositivo de este tipo, pero el gobierno italiano de Renzi prefirió descartarla, aunque en últimamente parece que empieza a darse cuenta de su grave error.

Sería un paso adelante muy importante si la ONU diera una respuesta positiva. La posición rusa podría resultar decisiva para encontrar un punto de encuentro con países que aún están indecisos (se habla de China y Estados Unidos). De hecho Moscú, que normalmente es contraria a intervenciones militares de este tipo, parece estar dispuesta a consentirlo, a cambio de que no haya bombardeos aéreos. Parece posible alcanzar un acuerdo sobre una operación de tipo “civil-militar” según el modelo de la EU Navfor, la llamada misión Atalanta contra la piratería, iniciada en 2008 en Somalia. Los interlocutores libios, es decir, los dos gobiernos provisionales de Trípoli y Tobruk, estarían en contra de una intervención, pues creen imposible distinguir entre las barcas utilizadas para transportar a los inmigrantes y las de los pescadores. Esta tesis, defendida también por varios analistas de relieve, no tiene en cuenta los vanguardistas dispositivos militares de los que dispone la Marina, como tampoco el hecho de que en el marasmo libio las embarcaciones de pesca coindicen ya con las de los traficantes, que no contentos aún están intentando crear auténticas canteras navales donde se construyen las barcas de la muerte. Hay cientos de estas canteras y habría que esforzarse mucho para no reconocerlas.

Noticias relacionadas

El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2
Una lección desde Ucrania
Mundo · Giorgio Vittadini
Primero la crisis financiera, luego el peligro del terrorismo, después el Covid-19 y ahora, cuando la pandemia parecía menos agresiva, la guerra. Parece que los desastres colectivos nunca tienen fin, y traen una sensación de derrota casi inevitable....
5 mayo 2022 | Me gusta 3
Francia y el sentido posmoderno
Mundo · Ángel Satué
En la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas se palpa el sentir de la Nación francesa. Las primeras preferencias del ciudadano francés. En la segunda vuelta, en cambio, se piensa en términos de mal menor, algo no muy de la diosa Razón pero que coloca presidentes en el Elíseo....
22 abril 2022 | Me gusta 4
Ver la belleza despierta el corazón
Mundo · Emilia Guarnieri
Estamos hechos para la belleza. ¿Pero con qué ánimo podemos hablar de belleza en medio de la guerra de Ucrania? ¿Qué puede arrancarnos de la nada?...
20 abril 2022 | Me gusta 2