¿La soledad de Zapatero?

España · Lartaun de Azumendi
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
23 septiembre 2009
Los acontecimientos de las últimas semanas nos dejan un panorama hasta ahora desconocido en torno a Zapatero. Se habla, y mucho, de la soledad de un presidente que vive los tiempos más difíciles desde que llegara a La Moncloa. La crisis económica, los informes de organismos como la OCDE, los abandonos de socialistas de renombre, el Banco de España, el presidente de las Cajas y la vuelta de tuerca de PRISA son algunas de las espinas que destacan en la rosa socialista.

La oposición y parte de los medios han puesto el acento en la presunta soledad de Zapatero y hay quien, incluso, se ha tirado a la piscina considerando conveniente un adelanto electoral. ¿Pero vive realmente el presidente la situación como un momento tan delicado?

Da la sensación de que nadie en su sano juicio podría vivir esta época desde la distancia, pero en este caso ni el patrón del barco es un político al uso, ni sus alrededores son tampoco demasiado comunes. Por un lado, José Luis Rodríguez Zapatero ha demostrado que vive al margen de la realidad, más que ningún otro presidente anterior. Convencido de poder construir política e historia ex novo, ha constatado manejarse con fluidez y descaro ante las adversidades crecientes.

Por otra parte, la situación parlamentaria del PSOE acaba siempre resultando más desahogada de lo que cabría esperar. Son pocos los que creen que a la hora de aprobar las cuentas del Estado los socialistas no van a poder contar con los apoyos necesarios para sacarlas adelante. La aritmética parlamentaria es uno de los terrenos en los que Zapatero se sabe manejar con gran pericia. Sea cual fuere el escollo que tuviera que superar, contará con catalanes, gallegos, canarios o comunistas. Con todos o con cualquier resultado combinatorio surgido de entre todas las posibilidades. Los 183 diputados que la semana pasada votaron sí a la propuesta del PSOE es uno de los ejemplos que se pueden señalar.

Finalmente, y a pesar del considerable descontento reinante en las filas socialistas, sería despreciar la Historia plantearse que desde el PSOE pudieran salir voces relevantes que llevaran a crear un cataclismo en el partido. Impensable hasta en el supuesto de que Zapatero acabe negando cada aspecto de la realidad. No hay precedente alguno desde que Pablo Iglesias fundara el partido ni seguramente se darán en un futuro.

Son dos años y medio los que restarían en condiciones normales para las próximas generales y da la sensación de que este Gobierno podría conseguir los apoyos para no adelantarlas. Será una carrera de fondo para Zapatero pero sobre todo para la oposición, un Partido Popular al que las encuestas no dejan muy bien parado si tenemos en cuenta el desgaste socialista. Por eso, ahora más que nunca, es imprescindible que Mariano Rajoy acierte de pleno con la estrategia a seguir en los próximos dos años. Son demasiadas ventajas las que maneja su rival como para dejar algún cabo suelto.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6