La princesa de Nebraska, de Wayne Wang

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
18 junio 2008
¿Por qué? Por su minimalista y desideologizada forma de aproximarse al tema del aborto. Aunque el film es políticamente correcto y no toma partido, muestra claramente el telón de fondo antropológico de una chica que se plantea abortar: una inmensa soledad, una falta de certezas y una infinita nostalgia de algo verdadero. El estilo de Wayne Wang tiene ecos del mejor Won Kar Wai.

¿De qué va? Una chavala china embarazada viaja de Nebraska a San Francisco para afrontar la cuestión de su bebé: o abortar o venderlo a las mafias.

¿Para quién? Para degustadores del nuevo cine asiático, de ritmo pausado y sugerencias inteligentes. Abstenerse los amantes de Hulk y Misión imposible 3.

Noticias relacionadas

Un Hemingway inglés
Cultura · Silvia Guidi
Se acaban de cumplir treinta años de la muerte de Graham Greene, un escritor que sabía ver “la belleza que existe de verdad, no imaginaria, en lo que todos, convencionalmente, consideran y llaman feo, torcido, desagradable”....
6 mayo 2021 | Me gusta 6
La dificultad para ver a Cristo
Cultura · Angelo Scola
El nuevo dios con minúscula nos domina hasta tal punto que corremos el riesgo de volvernos incapaces de captar el misterio. Pero hay una alternativa...
8 abril 2021 | Me gusta 5