La princesa de Nebraska, de Wayne Wang

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
18 junio 2008
¿Por qué? Por su minimalista y desideologizada forma de aproximarse al tema del aborto. Aunque el film es políticamente correcto y no toma partido, muestra claramente el telón de fondo antropológico de una chica que se plantea abortar: una inmensa soledad, una falta de certezas y una infinita nostalgia de algo verdadero. El estilo de Wayne Wang tiene ecos del mejor Won Kar Wai.

¿De qué va? Una chavala china embarazada viaja de Nebraska a San Francisco para afrontar la cuestión de su bebé: o abortar o venderlo a las mafias.

¿Para quién? Para degustadores del nuevo cine asiático, de ritmo pausado y sugerencias inteligentes. Abstenerse los amantes de Hulk y Misión imposible 3.

Noticias relacionadas

Hopper, un silencio lleno de preguntas
Cultura · Joshua Nicolosi
La pintura de Hopper es un himno y una condena al silencio. Refleja la soledad americana, pero también la vida en el umbral de algo que puede estar a punto de suceder...
28 julio 2021 | Me gusta 1
La medicina personalizada y la farmacogenómica
Cultura · Juan Carlos Hernández
En el último libro de Nicolás Jouve, El mensaje de la vida: Credo de un genetista (Ed: Encuentro), el catedrático de Genética aborda varias cuestiones sobre bioética de gran actualidad desde una perspectiva multidisciplinar. ...
13 julio 2021 | Me gusta 8