Encuentro Madrid 2013

La `nueva evangelización` no es un programa, es un desafío

Mundo · José María Gutiérrez Montero
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 marzo 2013
En el contexto de Encuentro Madrid 2013, publicamos la entrevista realizada a Monseñor Alfonso Carrasco Rouco, obispo de Lugo, en la que nos contesta a preguntas de actualidad sobre la vida de la Iglesia y el diálogo con el mundo contemporáneo.

¿Qué cree que significa para el camino de la Iglesia el momento actual, con la renuncia del Papa Benedicto XVI, y la elección del Papa Francisco?

Lo principal es que la Iglesia sigue caminando. Todo el camino de este tiempo supone una novedad, la Iglesia es novedad continua. La sorpresa de todo este tiempo hace ver que en la Iglesia hay Otro más grande, que está guiada a un destino más grande, no se atiene a formalidades. Se abren nuevas etapas, nuevas perspectivas. Pero el Señor no abandona a su Iglesia, sigue presente.

Sobre la Nueva Evangelización. La excesiva repetición de este concepto está provocando el riesgo de que se convierta en un concepto “gastado”, “vacío”. Para usted como obispo, ¿Qué significa el desafío de la nueva evangelización? ¿Qué significa en nuestros ambientes?

La Nueva Evangelización es una interpelación a la propia persona, a los obispos, a los sacerdotes, a los religiosos, a los fieles laicos, … A toda la Iglesia. Es una llamada a vivir con alegría y certeza la propia fe, y a ir al encuentro del mundo con más audacia.

No es el título de un programa pastoral, sino una llamada a vivir la propia vocación de cristianos con alegría y responsabilidad.

Necesitamos tener la certeza de la fe, y la audacia para la vida presente. La audacia no es sin más un atrevimiento, sino que lleva consigo la inteligencia de la realidad, que intenta vivir con toda su riqueza lo que nace de la fe.

Por lo tanto, la Nueva Evangelización, más que una tarea, es un desafío.

Todos están sorprendidos por algunos aspectos iniciales del nuevo pontificado. Algunos afirman que existe una discontinuidad con el de Benedicto XVI. ¿Cree usted que existe tal discontinuidad?

En absoluto. Por lo que hemos visto ya del Papa Francisco, con sus gestos interpela para vivir con libertad todo lo que Benedicto XVI ha predicado. Por lo tanto, no es una discontinuidad, sino un paso adelante.

Benedicto XVI ha hecho un gran esfuerzo por recuperar el diálogo del cristianismo con la razón moderna. Pero al parecer, nuestro interlocutor no se presenta a la cita. ¿Quién será nuestro interlocutor?

Nuestros interlocutores son los hombres de nuestro tiempo, y los problemas de la vida real. El diálogo es posible a partir de nuestra presencia. Para el diálogo, necesitamos la fe y la razón, y aquello que nos viene de la inteligencia de la realidad.

Pero lo más importante de todo, es que si no se ama, no hay diálogo. Si no hay un deseo de encuentro verdadero con el otro, no es posible el diálogo. Será un discurso impuesto. Para que se de un diálogo real, fecundo, es necesario el amor.

 

Noticias relacionadas

En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0
El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2
Una lección desde Ucrania
Mundo · Giorgio Vittadini
Primero la crisis financiera, luego el peligro del terrorismo, después el Covid-19 y ahora, cuando la pandemia parecía menos agresiva, la guerra. Parece que los desastres colectivos nunca tienen fin, y traen una sensación de derrota casi inevitable....
5 mayo 2022 | Me gusta 3
Francia y el sentido posmoderno
Mundo · Ángel Satué
En la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas se palpa el sentir de la Nación francesa. Las primeras preferencias del ciudadano francés. En la segunda vuelta, en cambio, se piensa en términos de mal menor, algo no muy de la diosa Razón pero que coloca presidentes en el Elíseo....
22 abril 2022 | Me gusta 4