La Mesa de Unidad Democrática

Mundo · A.C. Democracia y Desarrollo
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
16 junio 2009
Desde la acera civilista hay coincidencia en la evaluación positiva de la Mesa de Unidad Democrática (MUD). Concreta el reclamo de organizar a los sectores nacionales que consideran necesario un cambio en el camino que lleva el país. Chávez ha enfrentado la oposición de amplios sectores de la población, cuya fuerza pudo apreciarse en las últimas consultas electorales, al punto de recibir un contundente rechazo en el referendo del 2007 y en las elecciones de gobernadores y alcaldes (23-11-2008), en que sus candidatos fueron derrotados en la región capital y en los estados más poblados. La unidad de la oposición ha sido circunstancial, para eventos electorales, pero los partidos que la constituyen no habían logrado convencer de que los anima recuperar el sentido humanístico de la política, más allá de las diferencias ideológicas y sus propias agendas.

Los analistas reconocen la legitimidad de tales motivaciones cuando se trata de un escenario democrático, no frente a un régimen que avanza aceleradamente en la imposición de una dictadura militar modelada por Fidel Castro. Han venido señalando también que el término "oposición" trasmite la imagen de una puerta cerrada para el inmenso contingente de simpatizantes de Chávez que disienten del proyecto dictatorial o se sienten defraudados por la ineficiencia y corrupción del régimen. La recién constituida Mesa disipa tales inquietudes. En su presentación y actuación pone de relieve una propuesta de unidad nacional, posible y auténtica, abierta a todos los venezolanos que anhelan convivir pacíficamente en un clima de libertad y tolerancia. Una propuesta que trasciende lo electoral e invita al diálogo sobre la realidad actual y los consensos necesarios para el cambio sin violencia, dentro de los parámetros de la Constitución vigente. Más allá de la propuesta, los líderes de la Mesa se despliegan por todo el territorio, formando estructuras similares en los Estados. Afirman que al finalizar el año la organización funcionará en todo el país, como una inmensa red social de solidaridad activa, que mediante el diálogo sobre asuntos locales, regionales y nacionales vaya conformando una alternativa nacional de cambio. Los dirigentes de la MUD niegan que el objetivo sea constituir un partido único de oposición, pero Chávez teme que la Mesa puede convertirse en seria amenaza a su régimen, pues de tener éxito se consolidará una fuerza organizada, mayoritaria, de contención a sus actuales desafueros y con potencialidad para impedir la presidencia perpetua que le obsesiona.

La reacción del presidente ha sido colérica y poco original. Explicó su extraña ausencia en la toma de posesión del nuevo presidente de El Salvador con el alegato de un intento de magnicidio. "Los enemigos de la revolución deben dar gracias a Dios porque los servicios de inteligencia detectaron el complot. De no ser así, el pueblo vengaría mi muerte con la de miles y miles de oligarcas". Un diario reseñó 42 denuncias de magnicidio, sin que hasta ahora se hayan mostrado pruebas, identificado y enjuiciado a los supuestos responsables. Sobre la MUD afirmó que se trata de una conspiración inspirada por el imperio, que su verdadero propósito es la desestabilización política. La Asamblea Nacional pide el enjuiciamiento por "desestabilizadores y traidores a la patria", en unos casos por "narcotraficantes y terroristas", en otros, de los gobernadores y alcaldes de oposición que triunfaron el 23 de noviembre pasado, de dirigentes de partidos y periodistas, con énfasis especial en el cierre de Globovisión y el encarcelamiento de Guillermo Zuloaga, el presidente del canal.

Noticias relacionadas

América se enroca (parte II)
Mundo · Ángel Satué
Después de analizar el plano estratégico en el artículo titulado “La retirada de América”, el autor se adentra en el estimulante plano ideológico....
17 septiembre 2021 | Me gusta 2
La retirada de América (parte I)
Mundo · Ángel Satué
Tras las elecciones norteamericanas la Administración Biden tomó el testigo de la trumpista en la retirada de EE.UU. de Afganistán. Trump siguió la estela de la Administración Obama, de la que Biden fue vicepresidente....
9 septiembre 2021 | Me gusta 8
Alfombras de guerra
Mundo · Giuseppe Frangi
Una de las riquezas tradicionales de Afganistán era el comercio de alfombras, pero sus motivos decorativos han cambiado mucho. ¿Será posible volver atrás?...
8 septiembre 2021 | Me gusta 1
¿Emirato o califato? El dilema talibán
Mundo · Martino Diez
La reconquista de Afganistán pone al movimiento fundamentalista ante una encrucijada, pero también plantea el problema del fracaso cultural de Occidente y el de nuevos equilibrios de poder tras la retirada americana....
7 septiembre 2021 | Me gusta 2