La libertad religiosa, camino para la paz

Cultura · Jesús Domingo Martínez
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 enero 2011
Todo ser humano, dotado de una personalidad material y espiritual, tiene derecho al desarrollo íntegro de su naturaleza. Lo que exige que la libertad religiosa, como expresión de la capacidad humana de buscar y conocer la verdad, pueda ejercerse libre de toda coacción.

Como acaba de escribir Benedicto XVI, "negar o limitar de manera arbitraria esa libertad significa cultivar una visión reductiva de la persona humana, oscurecer el papel público de la religión; significa generar una sociedad injusta, que no se ajusta a la verdadera naturaleza de la persona humana; significa hacer imposible la afirmación de una paz auténtica y estable para toda la familia humana".

Y lo hace para insistir en algo que urge reconocer: que el ejercicio personal y comunitario de la libertad religiosa, lejos de ser fuente de conflicto, es fuente de vitalidad y riqueza para la vida común. Esto implica reconocer, proteger y garantizar la participación activa de las comunidades religiosas en el bien común de las sociedades. Éste es el reto que la laicidad positiva lanza hoy a cristianos, judíos y musulmanes, a creyentes y no creyentes, a todos los hombres de buena voluntad.

Noticias relacionadas

La medicina personalizada y la farmacogenómica
Cultura · Juan Carlos Hernández
En el último libro de Nicolás Jouve, El mensaje de la vida: Credo de un genetista (Ed: Encuentro), el catedrático de Genética aborda varias cuestiones sobre bioética de gran actualidad desde una perspectiva multidisciplinar. ...
13 julio 2021 | Me gusta 8
Dónde renace una democracia efectiva
Cultura · Massimo Borghesi
Varias causas han provocado una debilidad minimalista al modelo democrático. El primado del libre mercado ha vaciado del significado el ideal construido tras la Segunda Guerra Mundial....
8 julio 2021 | Me gusta 17